Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
11 abril 2012 3 11 /04 /abril /2012 14:18

    La vuelta de El Polaco y la añoranza de El Principito

    Emi Abbott se quedaba sola en casa esta semana. Sus hijas se marchaban de viaje de estudios y ella estuvo varios días deshojando la margarita sobre la conveniencia de pedir vacaciones en su trabajo y llamar a su amante El Polaco. EL DESPERTAR SEXUAL DE EMI ABBOTT. Lo necesitaba, ansiaba estar con él y estaba segura de que esa sensación era mutua. Se lo había dicho el propio interesado la última vez que hablaron. “...Te necesito, no puedo vivir sin ti, soy tuyo aunque esté lejos...”  AÑORANZA

                                         220px-Wiki-cowgirl.png

    Emi llegó a pasar una noche entera sin dormir, pensando en los hombres que amaba y en la ocasión, casi irrepetible, de tener su casa para disfrute exclusivo y gozar de unas jornadas de pasión sin límites. Barajó la posibilidad de tentar a su amor platónico y trasladar sus ensoñaciones a la realidad. Decidió intentarlo y pidió por enésima vez a su amiga Wynie Smith que la acompañara al bar donde trabajaba El Principito. EL AMOR PLATÓNICO DE EMI ABBOTT. Ésta volvió a negarse a no ser que le prometiera que de verdad estaba dispuesta a hablarle claro. Se enfrascaron ambas en otra más de sus mil y una discusiones sobre hombres y, cuando quisieron ponerse en marcha, era demasiado tarde. No obstante, tomaron un taxi hasta el local en cuestión y el destino quiso que Emi se topara de bruces con la fatalidad: nada más bajarse del automóvil vieron a El Principito salir del lugar cogido de la mano de una hermosa joven. La mítica frase “¿qué tal estáis, chicas”?, que pronunció sin soltar a su bella acompañante, cayó sobre el ser entero de Emi como un gran jarro de cubos de hielo que saltaban y explotaban en su cabeza.  AMOR PLATÓNICO Y PERSISTENTE

    -Es normal que esté con una chica de su edad, Emi. Si te deseara a ti ya te lo hubiera dicho, después de tanto tiempo. No tienes más opción que la de aceptar la realidad, le indicó Wynie con un razonamiento tan helado como cierto.

    -Me estás diciendo que soy vieja, ¿verdad? Pues ahora mismo llamo a El Polaco, que tiene 60 años. A su lado me siento joven.

    Wynie se encogió de hombros y refunfuñó algo al ver que Emi agarraba el móvil para hablar con su amante. Se encaminó a la entrada del bar y, antes de cruzar la puerta, volvió la espalda y vio a su amiga con el aparato pegado a la oreja y una sonrisa ancha dibujada en sus labios...

     Dos días después, Emi recibió a El Polaco en su hogar. O mejor dicho, en el aeropuerto de Barajas, Madrid. Él llegó ligero de equipaje y fue el primer pasajero del vuelo procedente de Varsovia que cruzó la terminal de salidas. Se abrazaron sin palabras y Emi rompió a llorar. Lágrimas silenciosas que El Polaco lamía como si degustara cada poro de la piel del rostro de su amada. Y ella, en ese arranque de ternura intensa, recordó los lamidos de El Principito en la pista de baile de aquella discoteca y los dejó cruzar su mente a la velocidad de la luz... Necesitaba y quería concentrarse en El Polaco … Ser solo suya.

    Nada más acomodarse en el asiento trasero del taxi que los conduciría hasta el domicilio de Emi, El Polaco le desabrochó los botones de la camisa blanca y sus dedos largos y finos dibujaron un enjambre de caricias en sus pechos protuberantes. Una de sus manos bajaba por el vientre mientras la otra retiraba telas hasta descubrir el jardín florido que se despertaba del letargo del invierno para recibir una lluvia primaveral y regeneradora... Y el sudor brotaba de la frente de Emi, la boca entreabierta y un gemido de placer ahogado en su garganta.... Ajenos al taxista, al tráfico de Madrid y al resto del mundo que los rodeaba, Emi gozó en aquel automóvil de los primeros envites de la pasión irrefrenable que la envolvió durante los días sucesivos...

     He llamado a   MIS AMIGAS  para preguntarles por la pareja. Wynie me ha contado que ha hablado con Emi en un par de ocasiones desde que llegó su amante. Ambas veces había descolgado el teléfono para pronunciar idénticas palabras: “Estoy encima de El Polaco. Ya te llamaré cuando pueda”.

   La llamada no se había producido a la hora de publicar este articulo... Os daré más información en próximas entregas...

                                                                                              RoCastrillo

Compartir este post

Repost 0
Published by abremeloya - en MIS AMIGAS
Comenta este artículo

Comentarios

Recomendar

  • : Abremeloya
  • Abremeloya
  • : Un blog de relatos eróticos y cocina con solera. Nuevos contenidos a diario. De lunes a jueves, las aventuras nocturnas y las conversaciones sobre sexo y hombres de Emi, Wynie, Olivia y Katty. Los fines de semana, recetas elaboradas siguiendo los viejos cuadernos de cocina de mi abuela, escritos hace más de 80 años. Y todos los días, discusiones sobre temas sexuales en la sección "Foro de Debates"
  • Contacto

Donaciones Paypal

 Agradezco de corazón tu valiosa ayuda.

Para donar, pincha AQUÍ

 

Buscar

Contador

Archivos