Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
/ / /

 

                        Un sabroso dulce típico de Semana Santa

    Estas rosquillas son un dulce típico del tiempo de Cuaresma y están buenísimas, tanto para el desayuno como a la hora de merendar. Sus ingredientes son muy básicos y la preparación es bastante sencilla, aunque es necesario añadirles unas gotas de amor y una cucharadita de paciencia. Teniendo en cuenta estos requisitos, las manos en la masa y ¡a disfrutar!

                                         HNI 0010

INGREDIENTES: 3 huevos, 1 vaso de azúcar, ½ vaso de de aceite de oliva, 4 vasos de harina, dos limones, un sobre de levadura y aceite de oliva para freír. Las medidas están tomadas en referencia a un vaso de agua de tamaño normal, con una capacidad aproximada de un cuarto de litro.

ELABORACIÓN: Lo primero que tenemos que hacer es poner al fuego el ½ vaso de aceite de oliva y echarle la cáscara de un limón para que tome sabor. Retirarlo del fuego una vez conseguido este propósito, sacar el limón y dejar enfriar el aceite. A continuación echamos el sobre de levadura en la harina, lo mezclamos muy bien y lo reservamos. Finalizadas estas dos tareas, empezamos a preparar la masa de la siguiente manera: separamos las yemas de las claras de los tres huevos, ponemos en un recipiente las claras y las batimos hasta que alcancen el punto de nieve. Les agregamos entonces las yemas, el vaso de azúcar y la rayadura de un limón. Añadimos el aceite con sabor a limón que habíamos dejado enfriar y lo mezclamos todo. Seguidamente empezamos a echar la levadura ligada con harina que habíamos reservado y vamos formando la masa con las manos hasta que consumamos el total de la cantidad. La masa debe quedar compacta y lo suficientemente dura para que puedan formarse las rosquillas. Es aconsejable dejarla reposar unas horas antes de modelar las rosquillas. Trascurrido ese tiempo vamos formando tiras de masa y uniéndolas por los extremos para que adquieran la forma característica. Cuando tengamos las rosquillas preparadas las freímos en aceite de oliva a fuego medio. Debemos procurar que el aceite no llegue a calentarse mucho porque si lo hace se quemarán las rosquillas por fuera y por dentro quedarán crudas. Aquí recomiendo tener mucha paciencia, freírlas a fuego lento y sacarlas cuando el color que adquieran sea dorado. Una vez fritas se van sacando en un escurridor para que suelten el aceite, o en un plato cubierto de papel de cocina.

    Las rosquillas no deben tomarse hasta que se hayan enfriado del todo. Llegado ese momento, se pueden comer tal como están; envueltas en azúcar o en una mezcla de azúcar y canela molida, dependiendo de los gustos de cada cual.

¡Espero que os animéis a prepararlas y las disfrutéis mucho!

 

Compartir esta página

Repost 0
Published by

Recomendar

  • : Abremeloya
  • Abremeloya
  • : Un blog de relatos eróticos y cocina con solera. Nuevos contenidos a diario. De lunes a jueves, las aventuras nocturnas y las conversaciones sobre sexo y hombres de Emi, Wynie, Olivia y Katty. Los fines de semana, recetas elaboradas siguiendo los viejos cuadernos de cocina de mi abuela, escritos hace más de 80 años. Y todos los días, discusiones sobre temas sexuales en la sección "Foro de Debates"
  • Contacto

Donaciones Paypal

 Agradezco de corazón tu valiosa ayuda.

Para donar, pincha AQUÍ

 

Buscar

Contador

Archivos