Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
13 mayo 2013 1 13 /05 /mayo /2013 19:31

...Sintió sus manos estrechando sus nalgas y prestas a recorrer su cuerpo por debajo de la ropa; sus labios fogosos pegados a los suyos...

    Aquella noche fresca de primavera, Emi y Olivia cenaron en casa de esta última y después, decidieron tomar una copa en un pub cercano al apartamento. Se llamaba El Oscuro y Olivia nunca había entrado allí, pese a que estaba en su misma calle. Cruzaron sus puertas y el lugar hacía honor a su nombre. Todo se vislumbraba en penumbras. La barra estaba a la derecha de la puerta de acceso y a la izquierda había una pequeña pista de baile. Sonaban blues y, nada más entrar, Emi se dio cuenta de que uno de los tipos que se apoyaba en la cantina era aquel melenudo de rostro lánguido al que identificara con Cupido la primera vez que se conocieron, hacía dos años largos LOS NUEVOS MUNDOS DE EMI ABBOTT. Se saludaron efusivamente y Emi, de forma habitual más pendiente de su propio ombligo que del resto del mundo, se olvidó de que su amiga existía y se puso a charlar con él.                  Lote-Olivia.jpg    Olivia se quedó postrada sobre la barra, con la visión de la espalda de Emi y un botellín de cerveza como única compañía. Se bebió medio de un trago y se encaminó en dirección a los baños, pensando si merecía la pena quedarse en aquel lugar oscuro o apurar el resto de la bebida y marcharse a su casa. Fue entonces cuando escuchó un sonoro “¡guapa!” de una voz masculina desconocida. Volvió la cara, correspondió al piropo con una sonrisa amplia y continuó su camino. El hombre la siguió hasta la puerta de los baños.

    -¿Dónde vas? Este aseo es de señoras, aclaró a su admirador mientras abría.

   -A verte de cerca. Estás más hermosa que la primavera que acabamos de estrenar, le respondió él en tono solemne.

     -Déjame pasar, inquirió ella, decidida y seria.

    Lejos de obedecerla, el tipo se plantó delante de la puerta y estiró sus largos brazos, taponando la entrada con propósitos claros.

    -Lo haré con la condición de que te tomes una copa conmigo cuando termines -espetó el hombre, desafiándola y convencido del atractivo que despertaba en el sexo opuesto.

     Olivia lo examinó con descaro y asintió a su propuesta con una leve inclinación de cabeza. Jugar a las mojigatas no era lo suyo, y mucho menos, cuando tenía enfrente a un individuo tan bien parecido. El susodicho se retiró con un gesto galante y la invitó a entrar. “Si él se atreve a impedirme el paso para tratar de seducirme, yo puedo tomarme la licencia de mirarlo de arriba a abajo. Y no está nada mal”, pensaba satisfecha para sus adentros, ya en el interior del aseo.

   Se tomó un buen rato para atender sus necesidades fisiológicas, lavarse las manos y retocar ojos y labios con un maquillaje discreto. Lo hizo aposta, con la intención de comprobar si el galán tendría la paciencia suficiente para esperarla. Y, en efecto, la tuvo. Se lo encontró nada más salir, apoyado en el quicio de la puerta. Decidido, el hombre la cogió de la mano y no se separó de su lado durante el resto de la noche. Repetidamente, se besó con el fogoso desconocido en la zona oscura colindante a los baños. Volvieron a la barra justo cuando Emi se disponía a abandonar el local junto a su lánguido acompañante. Olivia propuso que se fueran los cuatro a El Maligno para tomar la última copa y todos aceptaron.

    Caminaron durante un buen rato por calles oscuras y estrechas del centro de Madrid. Emi y su amigo, charlando animadamente de música y libros. Olivia y el suyo, agarrados de la cintura, en silencio y mirándose embelesados. Llegaron al club, pidieron sus bebidas y se acomodaron en el sofá de la habitación azul. Una ventana cuadrada los separaba de la cabina del DJ.

     De repente, Olivia se vio sentada encima de aquel desconocido que empezaba a dejar de serlo; sintió sus manos estrechando sus nalgas y prestas a recorrer su cuerpo por debajo de la ropa; sus labios fogosos pegados a los suyos, mientras la lengua hurgaba en su boca regalándole besos profundos y henchidos de deseo... Sus pezones se despertaron al contacto de los dedos masculinos, entretanto disfrutaba de la sensación que le otorgaba el agua del placer bajando por su cuerpo y humedeciendo su sexo ardiente...

    Entregada a la pasión repentina y desinhibida, no se dio cuenta de que el DJ le estaba llamando la atención por su comportamiento. Primero con gestos discretos y después -una vez constatada su falta de atención- llamándola por su nombre. Fue Emi quien interrumpió la provocadora escena, golpeando la espalda de su amiga con los nudillos de los dedos de su mano derecha.

     Olivia reaccionó, se levantó y empezó a colocarse el cuello de la camisa y a estirar su falta, arrugada tras el fragor de la batalla. Emi le recriminó su actitud en tono seco.

    -No sé cómo te atreves a darte semejante lote en público. Yo me voy, y me gustaría que hicieras lo mismo. No entiendo por qué no te lo llevas a tu cama, con lo cerca que vives.

     -Tampoco tú te comportas de manera exquisita, le contestó con retintín. Te has encontrado a tu Cupido y me has dejado sola sin el menor miramiento. Mira por dónde, ahora voy a hacerte caso. Me marcho a casa con él. Dicho esto, cogió a su amante de la mano y se encaminó a la salida del club, no sin antes disculparse del DJ con un guiño de complicidad...

                                                                                                      RoCastrillo

Compartir este post

Repost 0
Published by abremeloya - en MIS AMIGAS
Comenta este artículo

Comentarios

malignero 05/17/2013 18:13

je,je si es que Olivia se deja llevar y se olvida del mundo esta mujer viaja a galope tendido cuando se encuentra entre los brazos de un hombre que lo merece. PD: pagaría por ver al DJ llamándola
la atención.

abremeloya 05/18/2013 12:59



Celebro tu comentario, Malignero. Se nota que sigues estos relatos y conoces bien a Olivia, jajaja!!! La próxima semana continuará en su casa esa pasión repentina... Gracias por el comentario!!!



Recomendar

  • : Abremeloya
  • Abremeloya
  • : Un blog de relatos eróticos y cocina con solera. Nuevos contenidos a diario. De lunes a jueves, las aventuras nocturnas y las conversaciones sobre sexo y hombres de Emi, Wynie, Olivia y Katty. Los fines de semana, recetas elaboradas siguiendo los viejos cuadernos de cocina de mi abuela, escritos hace más de 80 años. Y todos los días, discusiones sobre temas sexuales en la sección "Foro de Debates"
  • Contacto

Donaciones Paypal

 Agradezco de corazón tu valiosa ayuda.

Para donar, pincha AQUÍ

 

Buscar

Contador

Archivos