Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
6 abril 2012 5 06 /04 /abril /2012 14:46

     En vacaciones, nuestro cuerpo se merece que lo mimemos...

    Esta mañana me he levantado con hambre y ganas de agasajar a mi cuerpo con un desayuno para golosos: picatostes. Son muy fáciles de hacer y están riquísimos. En teoría, engordan, pero no hay que preocuparse. Estamos de vacaciones y, entre tanta torrija y dulce típico de Semana Santa, he pensado que tampoco se iba a caer el mundo por unos picatostes. Sobre todo, porque dentro de poco habrá que empezar la mítica "operaciòn bikini", a la que nos entregamos muchas mujeres en los meses previos al verano, y los gramos de más que ahora nos aporten unos picatostes pasarán a la historia de las calorías quemadas... 

                                             PICT0003.JPG

    Esta receta es ideal para tiempos de crisis como los que vivimos y, en mayor medida, para las personas que se quejan de que siempre les sobra pan y les da pena tirarlo, puesto que se hace con pan duro de dos o tres días. Paso a citar los ingredientes y, a continuación el modo de hacerlos.

INGREDIENTES: Pan duro y cortado a trozos, leche, canela molida, azúcar y aceite de oliva.

MODO DE ELABORACIÓN: El primer paso consiste en cortar el pan, aproximadamente en cuatro trozos por cada rebanada. Después se llena un plato hondo de leche, se le echa una cucharada grande de azúcar y se remueve hasta disolverla. Se mojan los trozos de pan y se fríen en aceite de oliva muy caliente. El truco consiste en freírlos muy poco tiempo para que no se pongan negros y sacarlos en un plato cubierto con papel de cocina, con el objetivo de que absorban el aceite y queden crujientes por fuera y blanditos por dentro, que es de lo que se trata... Finalmente, se envuelven en azúcar y canela molida.  ¡Deliciosos!

                                                                                                       RoCastrillo

Repost 0
Published by abremeloya - en RECETAS CON SOLERA
Comenta este artículo
5 abril 2012 4 05 /04 /abril /2012 15:01

 

    La magia de la primera vez no vuelve a repetirse y se diluye entre las prisas del acontecer diario...

    Mi amiga Emi Abbott suele decir que amar es una casualidad. Y querer, desde su punto de vista, una decisión reflexionada. La chispa del amor, lo que llamamos atracción o química, puede surgir en cualquier momento y en cualquier lugar: un bar, un museo, una reunión de trabajo o un encuentro fortuito en un medio de transporte público... Una sensación de deseo irrefrenable cuya aparición forma parte del misterio de la Naturaleza provoca que dos desconocidos empiecen a besarse como posesos y abandonen lo que tenían pensado hacer para dejarse arrastrar por el fuego de la pasión.

                                         220px-Allori_Venus_Cupido.jpg

    En muchas ocasiones, los encuentros pasionales se quedan solo en eso... La magia de la primera vez no vuelve a repetirse y se diluye entre las prisas y los aconteceres del quehacer diario... Sucede también que los amantes repiten el encuentro buscando sin éxito el fuego que los unió esa primera vez, y ese fuego no vuelve aparecer porque se había consumido íntegramente... Es lo que suele ocurrirle a Emi: la mayoría de los hombres con los que ha tenido una aventura han pasado por su vida con la fugacidad del rayo que, en un segundo, baja de las alturas para convertirse en cenizas al tocar la tierra... Emi decidió querer una vez en su vida. Con ese hombre, su ya ex marido, estuvo 15 largos años y tuvo dos hijas. El amor se rompió por la erosión de la convivencia y, después de sobreponerse al fracaso, decidió no volver a querer a nadie lo suficiente como para pasar junto a él sus días, sus tardes y sus noches. Después de su marido, solo su amante El Polaco EL DESPERTAR SEXUAL DE EMI ABBOTT la ha incitado a reflexionar sobre la posibilidad de convertir el amor en querer. Sin embargo, lo ha pensado y no lo ha hecho. El amor, según cree, es goce puro, el placer de besarse, tocarse y poseerse sin complicaciones ni compromisos... Un disfrute tan efímero como el propio acto y tan corto como el tiempo que transcurre desde que salta la chispa hasta que los amantes quedan saciados... El querer, sin embargo, es un largo camino de rosas llenas de espinas y ella no quiere volver a pincharse, volver a sufrir...

    Cada mujer y cada hombre tiene su manera peculiar de sentir y vivir la chispa del amor o la odisea del querer. Para muchas personas no existe diferencia porque se creen incapaces de amar sin querer o, dicho de forma más clara, tienden a confundir el sexo con el sentimiento de amar. Es el caso de Katty Lloyd, para quien una relación sexual, en si misma, carece de sentido. “Cuando decido irme a la cama con un hombre necesito que entre nosotros haya algo más que la simple atracción. El sexo por el sexo, descubrir mi intimidad ante alguien que no siente nada especial por mi ni yo por él no me gusta, y las veces que lo he hecho han corroborado mi teoría”. A Katty, al contrario de lo que le ocurre a Emi, le gustaría volver a enamorarse y a querer, que para ella es lo mismo. Pese a sus dos matrimonios fracasados anhela, de hecho, encontrar de nuevo el amor verdadero y auténtico, el hombre junto al que pasar el resto de su vida.

    “A la tercera va la vencida”, le dice Wynie Smith, que se niega en redondo a volver a compartir su vida con nadie distinto a su hijo. “Si un hombre me hace feliz en la cama y además, me resulta interesante como persona, no me importaría mantener con él una relación estable. Por supuesto, la condición indispensable es que cada uno viva en su casa. Bajo el mismo techo, nunca más, reitera”.

    También Olivia N. es recelosa a la hora de volver a convivir con alguien. Recelos lógicos en una mujer de naturaleza enamoradiza... Porque Olivia se enamora y siente que quiere a todos los hombres con los que ha mantenido relaciones sexuales. Claramente, confunde el amor con el sexo porque, para ella, un revolcón en sí mismo carece de sentido. Cuando conoce a un hombre y siente el chispazo cree que se ha enamorado, aunque ese amor se esfume con la misma premura con la que apareció... Así le ocurre habitualmente: para ella, la distancia entre el amor y el desamor es tan corta como el propio juego sexual. Y aún más corta si su compañero de cama no tiene mucha pericia en las artes amatorias. Desde que se divorció, Olivia ha perdido la cuenta de los hombres que han pasado por su vida. Solo tiene claro que de todos ha estado enamorada. Aunque fuera un instante, un beso o un suspiro...

     Os animo, queridos lectores, a dejar vuestras opiniones sobre el amor, el sexo y el querer. Podéis hacerlo bajo estas líneas, pinchando en “escribir un comentario”. ¡Contesto a todos!

                                                                                                  RoCastrillo

Repost 0
Published by abremeloya - en MIS AMIGAS
Comenta este artículo
4 abril 2012 3 04 /04 /abril /2012 15:34

   ...Había buscado el amor sin resultado en tantos sitios que ya dudaba sobre la conveniencia de buscarlo...

     Katty Lloyd anda un poco desquiciada últimamente. Con la llegada de la primavera le ha salido mucho trabajo en las nuevas campañas publicitarias. Va como una loca corriendo por el centro de la ciudad con el set de maquillaje, de casting en casting y de plató en plató... Tanta ocupación laboral le ha restado tiempo a sus ratos de ordenador, así que no le ha quedado más remedio que hacerse con un Smart Phone. Entre las conversaciones con sus amigas, los contactos en las redes sociales y la búsqueda del amor de su vida en la pantalla del portátil, era consciente de que no podía vivir desconectada. Estrenó el cacharrito para ponerle un e-mail a su amante belga y hablarle de sus éxitos profesionales. Seductora, coqueta y algo vanidosa, está encantada de lucirse en las vallas publicitarias de las principales capitales del mundo y se lo cuenta a todo el que quiera escucharla. El belga no le contestó. “Sigue agazapado”, se lamentó mediante un wasap a su amiga Wynie Smith.  LOS AGAZAPADOS

                                                           190px-Eros_Farnese_MAN_Napoli_6353.jpg

    Katty no quiere, no puede y ni siquiera sabe vivir sin amor. Le ocurre como a Emi Abbott. Siempre tienen que tener la cabeza ocupada con una novelería sentimental. Desde hace varios meses, la modelo se ha creado algunas expectativas sobre la posibilidad de encontrar por Internet al amor de su vida UNA MUJER, UN ORDENADOR Y UN SUEÑO Ha tenido varias citas: desde el ejecutivo que no quería sexo hasta el médico que necesitaba demasiado, pasando por un macarrita de discoteca con un cuerpazo que la citó en su apartamento y, tras quedarse satisfecho con un revolcón -para ella, efímero- la despidió amablemente con la excusa de que llegaba su novia... En resumidas cuentas, claras decepcionesLA DECEPCIÓN DE KATTY LLOYD  

    Hace varios días recibió un mensaje de un apuesto galán, empresario, que la invitaba a tomar un café. El caballero en cuestión, según informaba en su perfil, era viudo, sin hijos y quería rehacer su vida. En fin, una relación estable... Katty, en realidad, no tenía muy claro lo que quería. Encontrar el amor ideal -el hombre de su vida que no llegaba- le parecía tarea harto difícil, así que se conformaba con tener un buen amante. Se consideraba una mujer sexual, aunque no promiscua. Saltar de cama en cama no iba con su carácter. Prefería tener un hombre fijo, aunque solo fuera para el sexo...

    Se citó con su pretendiente en una refinada cafetería de su barrio y degustaron una suculenta merienda, a la que, como no esperaba menos, fue invitada. Ella, que estaba muy emocionada con los contratos publicitarios que había firmado días atrás, le empezó a hablar de su trabajo. En poco tiempo se dio cuenta de que a su acompañante no le interesaban en absoluto los anuncios ni el mundo publicitario. Lo dejó hablar y en qué mal momento. El caballero se había presentado como empresario, pero no había desvelado a qué se dedicaba su empresa. La firma en cuestión resultó ser una funeraria y Katty estuvo durante más de una hora escuchando características de la madera, el diseño y los precios de los ataúdes. Recibió una clase sobre la atención al cliente en los distintos tanatorios de Madrid. Incluso escuchó algún improperio del tipo “si tú y yo llegamos a algo serio, podrías encargarte de los pedidos después del verano... Muere mucha gente en esas fechas...”. Katty se quedó estupefacta o, para ser más exactos, horrorizada. Estuvo a punto de levantarse y salir corriendo de allí, pero su educación exquisita y refinada se lo impedía...

    Se despidió amablemente en un instante en que aquella enciclopedia de la muerte se quedó muda. El silencio se interpuso entre ambos. Katty vio la oportunidad, miró su reloj de pulsera y le dijo simplemente:

       -Gracias por la merienda. Debo marcharme, tengo un compromiso.

   -Espera. ¿Por qué? Te he aburrido, ¿verdad?, escuchó mientras se levantaba y abandonaba apresurada la cafetería.

    Caminó a paso rápido en dirección a su casa. Por el camino pensaba si ligar por Internet la llevaría algún día a caer en los brazos deseados. Había buscado el amor en su entorno profesional, en las barras de los bares y en las pistas de baile de las discotecas... Sin resultados... Ahora lo buscaba en la red y empezaba a dudar, incluso, de la conveniencia de buscarlo...

                                                                                         RoCastrillo

Repost 0
Published by abremeloya - en MIS AMIGAS
Comenta este artículo
3 abril 2012 2 03 /04 /abril /2012 15:27

    El único amor que sobrevive al tiempo, a la distancia y a la falta de contacto es ese amor platómico que Emi siente por El Principito...

    La necesidad de encontrarse con su amor platónico empezó a ser una constante en las salidas nocturnas de Emi Abbott. Tanto, que cada vez que quedaba con sus amigas les pedía que se citaran en el bar donde trabajaba El Principito. A Wynie y a Olivia no les importaba demasiado, pero Katty se cansó de acudir, casi por obligación, al mencionado local. Llegó, incluso, a dejarla plantada en una ocasión en que habían quedado allí. Le surgió otro plan más apetecible y llamó a Emi para que se apuntara. Ésta, lejos de hacerle caso, se enfadó y empezó a gritarle como una desesperada. La relación entre ambas quedó prácticamente rota y tuvieron que pasar varios meses para que las cosas volvieran a su cauce...

                                               amor-platonico-2.jpg

     Mientras tanto, Emi seguía emperrada en ver a El Principito en cada ocasión que pisaba la calle, pese a que no hubo nada entre ambos tras aquellos lamidos en la cara que, según afirmaba, le despertaron su instinto sexual  EL AMOR PLATÓNICO DE EMI ABBOTT . Con tal de sentir en su rostro la mirada de sus ojos azules, saludarlo y sonreírle, cualquier momento era propicio. Visitaba a su amiga Wynie con frecuencia inusitada y le pedía que se tomaran un café en el local en cuestión. El Principito, sin embargo, nunca se dio por enterado de aquel amor, aunque las visitas de Emi a su lugar de trabajo se hicieron constantes. Llegaron, incluso, a repetirse en un mismo día.

    Desde el encuentro en la discoteca, la actitud de El Principito hacia Emi siempre fue la misma. Ella llegaba al bar, acompañada de una o dos amigas, y él se limitaba a sonreír y repetir idéntica frase: “¿Qué tal estáis, chicas?”. En esos momentos, Wynie sacaba a relucir su mítica pregunta de “¿cómo te puede gustar ese tonto?", para la que Emi no tenía respuesta. Soltaban una carcajada, terminaban el café y se marchaban. Y así, un día tras otro. Hasta que, en una ocasión, Emi fue al baño y al salir, en el pasillo que separaba los servicios de las dependencias privadas de los empleados, se topó de bruces con su amor. Se quedó cortada y roja como un tomate y él, en la confusión propia de un instante lleno de nervios y mudo de palabras, tomó una de sus manos y la colocó sobre sus partes. ¿EL TAMAÑO IMPORTA? Y en ese preciso momento, Emi tuvo constancia que la Naturaleza había sido descomunalmente generosa con su amor platónico. Comprobó que la herramienta le llegaba a la rodilla y no pudo reprimir un alarido de satisfacción. Él enmudeció, volvió la espalda y subió precipitadamente las escaleras, como si quisiera huir...

    Su acción, lejos de apartarlo de la mente de Emi, incentivó sus fantasías y acrecentó su presencia con aventuras pasionales que no pertenecían al mundo real; se desarrollaban en los impresionantes escenarios naturales del planeta que Emi había creado para él. Y por más que sus amigas intentaran disuadirla, ella seguía insistiendo en tomarse diariamente un café en el mismo lugar y con la misma intención: ver a su amado, mirarlo y sonreírle... Y él seguía igual, sin variar un ápice el saludo característico : “¿qué tal, chicas, cómo estáis?"

    Tal como ocurrió a Katty, Wynie y Olivia empezaron a cansarse de ir siempre al mismo lugar. Una noche, Wynie decidió dar a Emi un ultimátum. “O le metes la lengua hasta la garganta al tonto ése para ver cómo reacciona, o yo no vuelvo a acompañarte a este lugar”. Emi se negó a hacerlo y Wynie cumplió su amenaza: no volvió a cruzar las puertas del bar en cuestión en mucho tiempo. Emi tuvo que buscarse otras compañías, fundamentalmente empleadas de su revista, para que fueran con ella a ver a su amor platónico. Vivía una ilusión que no aminoraba, pero tampoco restaba protagonismo a su amor auténtico, carnal y real: el que disfrutaba junto a El PolacoHan pasado dos años y, en teoría, la historia de amor entre Emi y el Polaco ha finalizado.   AÑORANZA

    El único amor vigente para ella, el que se perpetúa en sus sueños y en sus pensamientos, el que sobrevive al tiempo, a la distancia y a la falta de contacto, es el que siente por El Principito. “Por algo -en palabras de Wynie Smith- es platónico y no real".

                                                                                                               RoCastrillo

 

 

Repost 0
Published by abremeloya - en MIS AMIGAS
Comenta este artículo
2 abril 2012 1 02 /04 /abril /2012 15:34

    ...Pasaba muchas horas del día envuelta en él: pensando, soñando e imaginando fantasías a su lado...

   Emi Abbott tiene un amor platónico desde hace mucho tiempo. En sus sueños, pensamientos y fantasías, él es El Principito y ella, la rosa de su planeta. Lo conoció antes que a El Polaco  EL DESPERTAR SEXUAL DE EMI ABBOTT  y, según suele decir, se trata del hombre que le despertó su instinto sexual. Ocurrió una de las primeras veces que lo vio. Estaban bailando en una discoteca de moda y él, repentinamente, la abrazó y le lamió la cara como si se tratara de un animal con su cría. La soltó en silencio nada más culminar su primitivo acercamiento, y Emi salió corriendo a buscar a su amigaWynie Smith para revelarle el acontecimiento. Ésta, mujer racional, de ideas claras y pies en la tierra, estaba en esos momentos ocupada en otros menesteres y apenas le prestó atención al asunto.

                                            amor-platonico.jpg

    -¿Que te ha lamido la cara ese tonto? ¿Y por eso estás contenta? ¡Qué asco!, se limitó a exclamar con un gesto que ilustraba sus palabras.

   -Me ha despertado el instinto sexual, le contestó Emi como si le estuviera dando una primicia informativa mundial. Pretendía que su amiga dejara de coquetear con unos y otros y la escuchara.

    -¿Ahora?, inquirió Wynie con gesto despectivo.

    Emi no le contestó. Salió corriendo en dirección a la pista de baile -donde aún permanecía El Principito- y se colocó a su lado. Ni le habló ni la miró. Indiferencia total. “Timidez”, quiso pensar ella. Siguió en el mismo lugar, casi rozándolo, mirándolo, y él también continuó sin inmutarse, como si la mujer a la que acababa de lamer el rostro no estuviera allí...

    Nada más sucedió entre ellos aquella noche. El Principito se marchó con un amigo y un lacónico “hasta la próxima”. Y Emi, su cuerpo arrastrado por la música y su mente por el delirio, empezó a fraguar la historia de un gran amor. Un amor que solo existía en su imaginación. Un auténtico amor platónico.

    El Principito trabajaba como relaciones públicas en un local próximo a la discoteca donde sucedió el acontecimiento relatado. Era alto, delgado, pelo rizado y rubio, pequeños ojos azules, frente estrecha y nariz prominente. Emi decía de él que era guapísimo. O, al menos, así lo veía ella o lo había construido en su mente. Desde que lo conoció pasaba muchas horas del día envuelta en él: pensando en él, soñando con él, imaginando fantasías a su lado e, incluso, hablando de él. Tanto, que llegó a cansar a sus amigas. Además de la conversación monotemática, Wynie y Katty pensaban que El Principito era un individuo vulgar y sin ningún atractivo físico. “Es tonto sin remisión”, decía Katty. "Seguro: frente pequeña, inteligencia ídem”, corroboraba Wynie. La única que lo soportaba un poco era Olivia. “Es un muchacho simpático, no sé por qué le tenéis tanta manía”, indicaba.

    Lo cierto es que Emi ya había empezado a montar los cimientos del castillo -o mejor dicho- del planeta que estaba construyendo para él en el otro mundo,. Un mundo imaginario a los ojos de todos, pero tan evidente y auténtico para ella que empezó a vivir más tiempo en éste que en el real, dándole, de hecho, apariencia de realidad. Pasaron los días y los meses. Emi continuó inmersa en su papel de rosa del planeta de su Principito y viviendo un amor que únicamente vivía en sus pensamientos. Cuando menos se lo esperaba, el destino le puso a El Polaco enfrente y junto a él conoció un amor real, intenso y carnal. No obstante, El Principito estaba allí, seguía incrustado en un lugar recóndito de su ser y a veces aparecía en sus conversaciones... Y justo en esos instantes, su amiga Wynie soltaba una frase que llegó a hacerse mítica en el grupo: “El Principito existe, pese a El Polaco y su vaso de cubata...”  ¿EL TAMAÑO IMPORTA?

      El paso del tiempo ha revestido la frase con categoría de certera. De hecho, Emi sostiene que el amor platónico es, por definición, indefinido, y El Principito sigue campando a sus anchas por el planeta que Emi ha creado para él. Entre ellos se han sucedido los encuentros reales, sin que ninguno haya servido para quitarle el calificativo de platónico al amor que Emi continúa sintiendo, pero eso os lo contaré mañana...

Repost 0
Published by abremeloya - en MIS AMIGAS
Comenta este artículo
1 abril 2012 7 01 /04 /abril /2012 13:45

                           PRIMERA RECETA: TERNERA A LA JARDINERA

PICT0006.JPG    PICT0036.JPG

   Hoy inauguro el cuaderno que mi abuela dedicó a la carne. Me llegó la semana pasada cuidadosamente envuelto, por correo certificado. Debo confesar que al abrirlo y repasar sus páginas me decepcioné. La mayoría de las recetas que contiene son de animales autóctonos de la tierra. Para ser más precisos, del Coto de Doñana, una gran extensión de terreno situada entre las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz, que pasó de ser coto de caza de reyes y aristócratas para convertirse, en 1969, en el Parque Nacional de Doñana, considerado hoy como lamayor reserva biológica de Europa. En la época de mi abuela, dichos terrenos, que la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad en 1994, eran propiedad privada. Solo sus dueños podían cazar allí, aunque la actividad furtiva constituía el medio de vida de muchas familias de los pueblos colindantes. Mi padre me ha contado que las mujeres de los cazadores iban por las casas a vender “de tapadillo” conejos, patos, faisanes, codornices y piezas de carne de ciervos y jabalíes. Él mismo me ha confesado que, con 16 años, cazaba conejos y pájaros al ponerse el sol en Doñana, con el permiso de un guarda que era amigo de mi abuelo y hacía la vista gorda cuando él llegaba a caballo con su escopeta.

   Las tierras de Doñana están pegadas a Almonte, mi pueblo natal, en la provincia de Huelva. Y, como tantas familias del lugar, la mía era gran consumidora de carne de caza, según los recuerdos de mi padre y los escritos de mi abuela. De hecho, la mayor parte del cuaderno de carnes está dedicado a recetas de pato, aves -pajaritos, faisán y codorniz- conejo, ciervo y jabato o jabalí. He decidido saltarme estas recetas por dos motivos: el primero, que no me gusta comer dichas carnes y no las voy a cocinar para no probarlas. El segundo, que muchos son platos ya en desuso -ahora nadie come pajaritos fritos, por ejemplo- y otros se basan en alimentos difíciles de conseguir en la actualidad y, por tanto, de elevado coste, como el faisán o la codorniz.

    Una vez tomada esta decisión seguí pasando las páginas del cuaderno y, al final, encontré lo que deseaba: un capítulo de “carnes y sus salsas”, integrado básicamente por recetas de ternera y alguna de cerdo. Esta mañana me he levantado temprano, con la novelería de preparar la primera de ellas: TERNERA A LA JARDINERA. Un guiso típico de la cocina tradicional española que copio literalmente del cuaderno, tal como lo escribió mi abuela.

INGREDIENTES: Un kilogramo de carne de ternera (solomillo o masa de la pierna), 125 gramos de manteca de cerdo, dos cebollas regulares, media cabeza de ajos, dos tomates, sal y media cucharadita de especias.

MANERA DE HACERLA: Escójase el trozo de masa y límpiese de nervios y tendones. Póngase al fuego la manteca en un perol, échese la carne y déjese dorar. Añádase la cebolla a cascos, los ajos enteros, el tomate partido, la sal y déjese hervir para que se impregne del aliño. Cuando se haya refrito un poco añádanse las zanahorias enteras y una poca de agua caliente, o mejor, caldo. Déjese hervir a fuego regular hasta que esté casi tierna. Un cuarto de hora antes de apartarla se pasa la salsa por un tamiz (la zanahoria se saca) y se añade el clavo, pimienta y nuez moscada. La zanahoria se parte a tiritas y se echa en el guiso. Se prueba de sal y se aparta en buen punto. Colóquese la carne en el centro de la fuente, viértase la salsa, rocíese de perejil picadito y sírvase caliente.

    Hasta aquí el texto literal de mi abuela. Como es lógico, guarda muchas reminiscencias de la época en la que fue escrito. En este sentido, a la hora de preparar el guiso me he permitido la licencia de realizar pequeños cambios, con el fin de adaptar la receta al momento actual. No he comprado una pieza “de solomillo o masa de la pierna”, como reza en el manuscrito original, sino carne de ternera troceada, especial para guisar. Tampoco he pasado la salsa por un tamiz, sino por el pasapuré o chino. Y he preparado el guiso en la olla exprés, un utensilio de cocina que no existía cuando mi abuela escribió sus cuadernos de cocina. La he cerrado a presión después de añadir el "agua o caldo" (he usado un caldo de verduras) y en 20 minutos la he retirado del fuego, destapado y probado la carne. He celebrado con unos sorbos de vino tinto que ya estaba tierna y muy sabrosa.

    Os aseguro que esta “ternera a la Jardinera” es altamente recomendable por su sabor y su rápida y sencilla preparación. Si se usa la olla exprés, el tiempo empleado desde que se empieza a preparar hasta servir la ternera en la mesa apenas sobrepasa la media hora. ¡Os animo a probarla!

                                             Feliz -y si es fogosa, mejor- tarde de domingo.

                                                                                                        RoCastrillo

Repost 0
Published by abremeloya - en RECETAS CON SOLERA
Comenta este artículo
30 marzo 2012 5 30 /03 /marzo /2012 16:02

      El sabor de la cocina casera  en una golosina de leche y miel

     Hoy he preparado el más clásico de los dulces de Semana Santa: torrijas. Mi madre, que es una gran cocinera, me ha dado la receta con su peculiar estilo, es decir, a cálculo. Ella se mete entre fogones y no entiende de más medidas que la experiencia y el instinto. Tampoco tiene respuesta para los tiempos de cocción. “La miel tiene que hervir un ratito”, me dice. "¿Cuánto, cinco minutos, por ejemplo?", le pregunto. "No sé, eso lo ves tú, cuando esté un poco espesita..." Me he arriesgado a hacerlas tal como ella me lo ha explicado, sin tiempos ni medidas. Una vez terminadas y probadas, os confirmo que me han salido deliciosas. He tenido la precaución de tomar todas las medidas de los ingredientes que he utilizado, para escribir la receta de forma que no presente problemas ni dudas a la hora de su elaboración. He comprado un pan especial para torrijas, lo he cortado y me han salido, exactamente, 17 unidades. Enumero los ingredientes y, a continuación, explico cómo se elaboran.

                                          HNI_0031.JPG

INGREDIENTES: Un pan especial para torrijas, aceite de oliva, ¾ litros de leche, 4 huevos, la cáscara de dos limones, una rama de canela, dos cucharadas grandes y colmadas de azúcar y medio litro de miel.

MODO DE ELABORACIÓN: Se pone la leche al fuego en una cacerola y se le añade el azúcar, la canela en rama y la cáscara de limón. Cuando empiece a hervir se retira del fuego, se deja enfriar y se reserva. A continuación se parte el pan especial para torrijas en rebanadas gruesas, de algo más de un dedo de espesor. Estas rebanadas se mojan por ambos lados en la leche que teníamos reservada una vez que esté fría y se dejan reposar durante media hora aproximadamente. Transcurrido ese tiempo se pone aceite de oliva al fuego en cantidad suficiente para freír y se le echa una cáscara de limón para que le dé sabor. Cuando el aceite esté caliente, se retira el limón y se deja a fuego medio. En un plato hondo se baten los cuatro huevos, se mojan en ellos las torrijas, una a una, y se van friendo en el aceite hasta que adquieran un tono dorado. Una vez fritas toca el último paso: el enmelado. Para ello se pone la miel al fuego y se deja hervir unos cinco minutos. Se retira del fuego y, en ese mismo momento, con la miel caliente, se van mojando en ella las torrijas por ambos lados y colocándose en la fuente donde vayan a servirse.

  Las torrijas constituyen un postre delicioso y nutritivo. Su elaboración no es nada complicada, aunque requiere lo de siempre: paciencia. Os animo a prepararlas en casa. Salen mucho más ricas y, por supuesto, más económicas que las que se venden en la calle. ¡A cocinar y a disfrutar!

                                                                                                RoCastrillo

Repost 0
Published by abremeloya - en RECETAS CON SOLERA
Comenta este artículo
29 marzo 2012 4 29 /03 /marzo /2012 16:52

¿Cambiará la huelga general la desastrosa situación de precariedad y paro que azota a tantas familias españolas?

   Hoy, 29 de Marzo y día de Huelga General, he creído conveniente hacer un alto en los contenidos tradicionales de este blog de relatos eróticos y recetas de cocina con solera para comentar la noticia del día, la octava huelga general de la democracia española, convocada por los sindicatos en protesta por la reforma laboral promovida por el Gobierno.

                                                29m.jpg

    El primer signo de la huelga lo he notado al salir de mi casa esta mañana. Los dos grandes cubos de basura de la Comunidad permanecían en el portal llenos de bolsas. Nadie los recogió anoche. Algún propietario del edificio se ha molestado en quitarlos de la calle y meterlos dentro. No ha debido ocurrir lo mismo en otras viviendas adyacentes: en la acera se veían muchos contenedores sin recoger, tal como los dejaron anoche. Me he dado un largo paseo por mi barrio, Lavapiés-Embajadores, en el distrito centro de Madrid, y he comprobado que la mayoría de los comercios habían abierto sus puertas. Cerró La Casa Encendida, centro cultural y de Arte Moderno de CajaMadrid, aunque en las oficinas de dicha entidad bancaria se trabajaba normalmente.

    Ha habido un hecho que me ha llamado la atención: la falta de clientela en los comercios que han decidido abrir sus puertas pese a la huelga general. He visto muchos empleados aburridos, dejando pasar las horas sentados en los bancos de la acera, un cigarro tras otro... Lo he atribuido a la huelga de consumo solicitada y proclamada por el movimiento 15M. Yo misma decidí no comprar nada en el día de hoy y pienso cumplirlo... Lo he hecho, más que nada, por un acto de rebeldía ante un sistema que ha condenado al paro a tantos padres y madres de familia... Por unas leyes que han permitido la usura desmedida y descontrolada de los bancos, que han seguido enriqueciéndose a costa de dejar en la calle, sin vivienda y sin futuro, a miles de familias a lo largo de toda la geografía española. Y por unos gobernantes -tanto estos como aquellos- que se han preocupado más de la estabilidad de la clase bancaria que del bienestar de los sufridos ciudadanos. En resumidas cuentas: mientras la gente de la calle lucha por salir adelante con empleos inestables, salarios precarios y prestaciones por desempleo que no llegan para procurarse una subsistencia mínima, la corrupción de la clase política aflora cada día en las noticias de periódicos y Telediarios. Matas, los ERE de Andalucía, Gurtel, Campeón y tantos otros casos, que se dan indistintamente entre cargos públicos de las dos principales fuerzas políticas, PP y PSOE... Hombres públicos que se dedican a llenarse los bolsillos robando lo que es de todos y viene de los impuestos de la gente de a pie con los que se les pagan sus abultados e inmerecidos salarios...

  No creo que la Huelga General, si siquiera la Huelga de Consumo que muchos ciudadanos hemos decidido secundar, vaya a revertir en una mejora del injusto orden establecido. El Gobierno ya ha dicho, en boca de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, que no piensa cambiar “la parte troncal”, es decir, el grueso de la reforma laboral. Y los sindicatos, por su parte, aseguran que si no hay marcha atrás seguirán las protestas y la conflictividad social... Sea como fuere, lo único claro es la certeza con la que nos azota la dura realidad. Dentro de unos días, cuando se diluya la resaca del 29M, nos seguiremos levantando con los mismos pesares: más de seis millones de parados, familias expulsadas de sus hogares por no pagar la hipoteca, niños en la miseria porque sus dos progenitores han perdido el empleo... Y los ricos enriqueciéndose más cada minuto (valga la redundancia).

   Los ciudadanos seguimos desprotegidos, pero a nuestro favor tenemos esta libertad de información y expresión que nos da la Red, y con la que antes no contábamos. Ahora nos podemos poner de acuerdo para presionar juntos y exigir medidas que de verdad cambien el curso torcido de las cosas. Me permito sugerir, por ejemplo, una reforma legislativa para que a los políticos corruptos que sean condenados se les obligue a devolver el doble de lo que robaron, y que ese dinero se invierta en políticas sociales que ayuden a los más desfavorecidos. ¿A que estaría bien? O que nadie pague ni un euro a Hacienda en la próxima declaración mientras no se eliminen de las Administraciones Públicas prebendas, sobresueldos, asesores inútiles y cargos injustificados... Sugiero que nos miremos en el espejo de Islandia, donde sus ciudadanos se echaron a la calle para exigir a la clase política y económica responsabilidades por la bancarrota en que dejaron sumido al país... Y ahora, tres años después, tras sentar en el banquillo a políticos y banqueros y exigir la nacionalización de los bancos y la adopción de medidas basadas en imponer las necesidades de la población a las de los mercados, los islandeses están recogiendo los frutos de sus protestas y el país ha tomado la senda de la recuperación, con un crecimiento de su economía cercano al 3 por 100 en las previsiones de 2012...

  ¿Por qué no proponemos que se adopten medidas similares aquí? En lugar de una Huelga General de dudosas repercusiones en lo que realmente nos importa, exijamos a los poderes públicos que terminen con la usura de los bancos y protejan a los ciudadanos que han perdido casas y empleos por una crisis en la que nada han tenido que ver...

   Espero vuestros comentarios a este artículo. Y, por supuesto, vuestra respuesta a la pregunta siguiente: 

    ¿Cambiará la huelga general la desastrosa situación de precariedad y paro que azota a tantas familias españolas? 

    Podéis dejar vuestras opiniones bajo estas líneas, pinchando en la pestaña “escribir un comentario”.

                                                                                                     RoCastrillo

Repost 0
Published by abremeloya - en SOBRE EL BLOG
Comenta este artículo
28 marzo 2012 3 28 /03 /marzo /2012 19:51

 

 ...Preguntó el nombre del caballero en cuestión y se quedó de piedra al escucharlo..

    El estilismo de Olivia levantó pasiones cuando llegó, sola, al concierto de Dardem. En sus propias palabras, una banda de “rock lírico y poderoso”. Había sido invitada por el cantante del grupo, aunque también conocía al resto de sus miembros. Vestía un vaquero de marca, botas altas y una cazadora corta de cuero rojo, tipo cowboy, con la espalda llena de flecos. Después de un día entero haciendo el amor, su aspecto era radiante y su rostro lucía placentero, relajado y sonriente. EXULTANTE OLIVIA Sus amigos la recibieron con un rosario de halagos y piropos y se desvivieron en atenciones hacia ella: “dónde te gustaría sentarte, qué te apetece tomar”, etc. Exultante, Olivia se limitaba a pedir sin pasarse y a regalarles el brillo de sus ojos y las sonrisas de sus labios encarnados... Finalizado el concierto, los artistas la invitaron a continuar la velada en el camerino, donde tenían comida, bebida e iban a estar muy cómodos.

                                     150522_467318823263_49098413263_5717317_4558599_n.jpg.

   Un sofá rojo del mismo tono que la cazadora cowboy de Olivia, un par de sillas blancas y una mesa rectangular del mismo color, llena de latas de cerveza y de refrescos, botellas de agua y de vino tinto y viandas variadas conformaban el amplio salón que servía de zona común, y desde donde se accedía a los camerinos individuales de cada artista. Ella era la única mujer de una reunión formada por los miembros de la banda, el director de Comunicación y un atractivo galán amigo de éste último, diseñador de moda. Tras saciar un poco la sed y el hambre, los músicos se marcharon a desmontar y Olivia se quedó con el director de Comunicación y el diseñador. Este último no paraba de piropearla y alabar su indumentaria. El de Comunicación se marchó -en sigilo y sin soltar palabra- y los dejó solos.

  El diseñador le habló de vestidos, chaquetas y pañuelos; bolsos y zapatos; desfiles, festivales y ferias... De las Semanas de la Moda de Paris, Londres, Milán, Nueva York, Tokio y, por supuesto, Madrid. Y de las piezas de alta costura que se fabrican con mimo en Líbano, tierra natal del gran Elie Saab. A Olivia le sonaba el nombre de este creador, aunque desconocía que hubiera nacido en tan conflictiva tierra. Y mayor sorpresa le causó el hecho de que en un país en guerra constante se fabricara ropa de alta costura...

   Entre ellos se fue creando una complicidad que derivó en charla cercana, en gustos similares e incluso en allegados en común.  Debe ser que el mundo es pequeño y el diseñador, de modo casual, se refirió a una amiga de gusto exquisito, consumidora de bolsos de marca y algún que otro modelito exclusivo. Ahondando en la identidad de la mencionada mujer salió a colación su marido, un ejecutivo de una conocida multinacional del espectáculo. Sin saber por qué, de forma instintiva, Olivia preguntó el nombre del caballero en cuestión y se quedó de piedra al escucharlo: correspondía al del ejecutivo leonino UN LEÓN DISFRAZADO DE EJECUTIVO al que había amado en un par de ocasiones, con las nieves de Navacerrada como testigos silenciosos de unos encuentros que, al parecer, eran clandestinos aunque ella se acabara de enterar justo en esos instantes. Sin premeditación ni alevosía. Sin provocar ni esperar aquellas palabras que la dejaron blanca, enmudecida e inmóvil. No porque amara al ejecutivo ni estuviera esperando nada de él, sino porque le resultaba imposible entender cómo se podía mentir -o mejor dicho, ocultar la realidad- de esa manera tan cínica con apariencia de normal y desenfadada... Preguntó a su acompañante dónde estaba el baño y desapareció de su vista antes de que terminara de relatar la indicación. Necesitaba echarse agua en la cara para aclarar sus ideas, tomar un respiro y continuar en la fiesta y en la noche como si no hubiese escuchado nada incómodo.

  Mientras secaba su cara con un pañuelo de papel que llevaba en el bolso -masajes circulares, suaves y lentos- Olivia rememoraba su último encuentro con El Ejecutivo    LA PASIÓN Y EL ENIGMA y encontró la respuesta evidente al porqué de su negativa a culminar aquellos besos furtivos en una fría sala de juntas con el regalo mutuo de unas horas de éxtasis.  Ya estaba claro: era un hombre casado con obligaciones familiares. "Amante casado, amante desechado -dedujo- y siguió a lo suyo: disfrutar de la fiesta y de la noche. Tampoco merecía la pena perder el tiempo pensando en un amante ocasional, teniendo al lado a un apuesto caballero...

   Olivia terminó la noche con el diseñador. En plan colegas, hablando de todo un poco. Al alba se intercambiaron teléfonos, perfiles de redes sociales y se despidieron...

    (Ni vosotros ni yo sabemos lo que dará de sí esta historia...)

     Espero vuestros comentarios al relato. ¡Contesto a todos!  

                                                                                                   RoCastrillo                                                                                                                        

 

Repost 0
Published by abremeloya - en MIS AMIGAS
Comenta este artículo
27 marzo 2012 2 27 /03 /marzo /2012 15:07

    Se amaron con alocado frenesí sobre la alfombra del salón...

    Olivia N. salió sola el pasado fin de semana. Ninguna de sus amigas se mostró dispuesta a acompañarla en las juergas nocturnas de viernes y sábado. Emi se había comprado una colección de novela negra y decidió volver a encerrarse en la literatura; Wynie tenía invitados y terminó cansadísima de recorrer museos y pasear por la ciudad; y Katty seguía buscando al hombre de su vida en la pantalla del ordenador, convencida de la dificultad de encontrar en los bares a alguien que pudiera enamorarla de verdad. Olivia estaba invitada a la fiesta-aniversario de una discoteca de moda el viernes y a un concierto el sábado y no le apetecía perderse ninguno de los dos eventos, así que tomó la sabia decisión de asistir sola a ambos.

                                  220px-Wiki-sitting-sp                                 

    En la fiesta-aniversario de la discoteca estuvo casi todo el tiempo con la amiga que la había invitado, relaciones públicas del citado local. Cuando terminó el evento se marcharon ambas a El Maligno y allí, en un ambiente conocido y familiar, Olivia se sintió como una reina. El DJ puso toda la música que ella le pidió y M., el propietario, la invitó a todas las copas lo que quiso consumir. Al rato de llegar conoció a un apuesto joven que, por cierto, le recordaba al de 28  EL LADO OSCURO DEL DESEO. No pudo ni quiso resistirse a sus piropos, primero, y poco después, a sus besos apasionados. Estaba amaneciendo cuando abandonaron juntos el local, en dirección al cercano apartamento de Olivia. Ella se sentía un poco cortada porque no había tomado la precaución de depilarse, pero a su joven y apuesto compañero no le importó un hecho que calificó como “detalle sin importancia”. De hecho, no se hubiera percatado del asunto si ella, mujer sincera y espontánea, no se lo hubiera dicho. Se besaron en el corto trayecto del ascensor y se amaron con alocado frenesí sobre la alfombra del salón, sin que la premura del deseo les dejara tiempo para subir las escaleras de caracol que conducían a la alcoba. Algo más tarde, el confortable lecho femenino acogió sus cuerpos exhaustos de derrochar pasión en el suelo. El día transcurrió para ellos entre la cama, la cocina y el sofá. Amar y comer fueron los únicos quehaceres que ocuparon las horas que disfrutaron juntos.

    Por la noche, Olivia quería asistir a un concierto al que la habían invitado unos amigos de “los de toda la vida”. El apuesto joven con el que llevaba haciendo haciendo el amor una larga jornada en la que el sueño no hizo acto de presencia hubiera estado encantado de acompañarla, pero ella no quiso invitarlo. No le apetecía presentarse con un ligue casual en un evento de amigos. Sin embargo, el muchacho le caía muy bien y no sabía cómo decirle que se marchara sin resultar descortés. Cuando la hora del evento se iba acercando musitó un tímido “tengo que empezar a arreglarme. He quedado”, sin dar más detalles. El joven se mostró comprensivo, se vistió deprisa y se marchó, no sin pedirle antes que intercambiaran números de teléfono.

    Olivia aprovechó el rato que le quedaba para tomar un baño relajante. Exultante por el regalo que su cuerpo había estado recibiendo durante todo el día, no sentía el cansancio... Escogió un estilismo algo rockero, muy apropiado para la ocasión, y se maquilló con esmero en tonos suaves, casi imperceptibles.

    No sabía lo que la nueva noche iba a depararle. Ayer me llamó para preguntarme si me había sobrado algo del solomillo al cava que preparé el domingo. SOLOMILLO DE CERDO AL CAVA Le respondí afirmativamente y la invité a degustarlo. Durante la larga sobremesa me contó su aventura del sábado. Mañana la tendréis en estas páginas...

                                                                                                               RoCastrillo

Repost 0
Published by abremeloya - en MIS AMIGAS
Comenta este artículo

Recomendar

  • : Abremeloya
  • Abremeloya
  • : Un blog de relatos eróticos y cocina con solera. Nuevos contenidos a diario. De lunes a jueves, las aventuras nocturnas y las conversaciones sobre sexo y hombres de Emi, Wynie, Olivia y Katty. Los fines de semana, recetas elaboradas siguiendo los viejos cuadernos de cocina de mi abuela, escritos hace más de 80 años. Y todos los días, discusiones sobre temas sexuales en la sección "Foro de Debates"
  • Contacto

Donaciones Paypal

 Agradezco de corazón tu valiosa ayuda.

Para donar, pincha AQUÍ

 

Buscar

Contador

Archivos