Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
22 mayo 2012 2 22 /05 /mayo /2012 15:36

    ...Abrasados por el fuego de una pasión que crecía y crecía...

    Una mañana, Olivia N. paseaba por su barrio acompañada de su hermana y de su hijo y se topó de bruces con El de 28. EL LADO OSCURO DEL DESEO Él bajó la cabeza y no la saludó. A ella se le subió el corazón a la garganta y enmudeció. “¡Qué cabrón, ni te saluda”, balbuceó su hermana. Siguieron a lo suyo y Olivia, mujer práctica, optó por olvidarse del asunto.

    Esa misma tarde, El de 28 marcó el número fijo de su casa. Olivia cogió el aparato y se quedó lívida al escuchar su voz.

-¿Que quieres?, preguntó de sopetón, sacando un tono grave que ni siquiera reconocía como suyo.

-Quererte, contestó el, mimoso.

-No me tomes el pelo ni pretendas confundirme. Acabas de cruzarte conmigo en la calle y no te has dignado ni a saludarme.

-Perdona, cariño. Me puse muy nervioso y no supe reaccionar. Lo siento mucho, de verdad. Me he mudado a tu barrio, Olivia. Me resulta muy duro pasear por estas calles, saber que estás cerca y no poder verte. E incluso tropezarme contigo, ser incapaz de hablarte y no poder comerte a besos. Quiero verte ahora mismo, expresó decidido.

-Lo siento. Hoy no puede ser. Mi hermana y mi hijo están en casa. Tendrás que esperar dos días más.

-Por ti, lo que quieras, le indicó en el mismo tono mimoso y halagador.

    Olivia fijó una cita. El día y a la hora indicada, El de 28 llamó al timbre de su casa. Nada más cerrar la puerta y quedarse en la intimidad de la vivienda, sus cuerpos se solaparon en un abrazo largo y fuerte. Sus lenguas enredadas se sumergían en el goce de sabores anhelados y sus manos se esforzaban en liberar a los cuerpos de las ropas. El de 28, al reconocer la humedad de aquel bosque tantas veces explorado, empotró a Olivia en el sofá y la penetró con vigor, ella boca abajo y él encima. La mujer oía el susurro de palabras ininteligibles que acariciaban el lóbulo de su oreja mientras se entregaba de lleno al placer que le producía el falo del hombre que había amado tanto, entrando y saliendo de su interior. Sentía que estaba hecho a su exacta medida y que lo deseaba con tal ahínco que no podía conformarse con verlo solo de vez en cuando. De él quería todo o nada. Fue entonces cuando prestó atención a sus palabras y escuchó un clásico “eres mía, Olivia, te quiero solo para mi”, que provocó que su cuerpo se estremeciera aún más...

                           Olivia-y-el-de-28.jpg

   Las horas pasaron sin que ellos dejaran de amarse, abrasados por el fuego de una atracción que crecía y crecía. Entregados al placer sin pensar en nada. Sin beber, sin comer y sin hablar. El sonido de sus gemidos, el latido de sus corazones y el fluido de sus cuerpos los acompañaron en aquel tiempo de dicha que, como todo lo bueno, finalizó cuando el cansancio físico de ambos hizo que pararan... Después tomaron una ducha templada juntos y se acomodaron abrazados en el sofá.

-Soy muy feliz a tu lado, Olivia. No entiendo cómo he podido pasar tanto tiempo sin llamarte. Y tú, ¿te has acordado de mi?

-¿Tú qué crees?, le devolvió ella la pregunta, su mirada oscura fina en los ojos pardos de él.

       El de 28 asintió y Olivia siguió hablando.

-Estaba muy enamorada de ti y me dejaste de un día para otro. Así, sin más. Ni una simple llamada, ni una palabra. Desapareciste de mi vida como llegaste: cual rayo que me abrazó intensamente y se desvaneció con la misma intensidad, relataba despacio y en tono cadencioso, casi de lamento.

-Ya lo sé y lo siento mucho. No estaba en condiciones de ofrecerte lo que tú querías.

-Y ahora, ¿lo estás?

-No, negó con la cabeza. Tengo novia. Pero tú eres tú -aclaró ante el gesto torcido de ella- y sigues en mis pensamientos y en mi corazón. Siempre habrá en mi un hueco para ti, le dijo al tiempo que su mirada se clavaba en los generosos pechos femeninos.

      Lejos de sucumbir a los halagos, Olivia arremetió con furia. Se levantó del sofá y, con el tono subido y las manos en jarra, expresó sus pensamientos:

-Si estás pensando que vas a seguir con tu novia y podrás venir a mi casa a follarme de vez en cuando, olvídalo. Es mejor que te vayas, le pidió fríamente.

       El de 28 le selló los labios a besos. La abrazó con fuerza, acarició su larga melena y se despidió poco después. Olivia volvió a la cama y se durmió. Entre el sueño y la vigilia, pensaba si lo que acababa de vivir formaba parte del mundo real o del onírico...

                                                                                                                                 RoCastrillo

Repost 0
Published by abremeloya - en MIS AMIGAS
Comenta este artículo
21 mayo 2012 1 21 /05 /mayo /2012 16:15

       Olivia revela a Wynie que su amante El Galán es de sangre azul

     Esa madrugada, Wynie Smith estaba en la cama con su amigo El Tuitero cuando el sonido del teléfono la despertó. Agarró soñolienta el aparato y escuchó la voz de su amiga Olivia N. al otro lado del hilo.

    -Empieza a vestirte y vente para El Maligno.

    -Lo dudo mucho, le contestó Wynie. Estoy acompañada y muy a gusto, por cierto.

   -Pensaba que tu amigo ya se habría marchado. ¿Es que lo has invitado a quedarse a dormir?, quiso saber Olivia.

      -Sí. ¿Por qué lo dices?

      -Para que lo dejes ahí y te vengas. Esta noche han llegado dos de tus mejores amantes.

      -¿Quienes?, se interesó en saber Wynie, aunque no pensara levantarse de la cama.

      -El Guiri EL ARTISTA DE LA LENGUA y El Galán BUENO EN TODO.

      -No voy a moverme de mi casa, Olivia. Ni aunque hubiera llegado Brad Pitt.

     -¿Y si te digo que El Galán nos ha invitado a terminar la fiesta en su casa?, insistía su amiga. Seguro que si supieras quién es saltarías de la cama en dos segundos, afirmó rotunda.

     -No te hagas de rogar y suelta, inquirió Wynie.

     -Si no vienes, tendrás que esperar hasta mañana.

     -De acuerdo. Si te haces tanto de rogar, mejor será que me lo cuentes mañana...

                                                pareja-en-la-cama.jpg

    Discutieron unos minutos más y Wynie colgó el teléfono. Se encontraba muy relajada tras haber disfrutado de unas horas de pasión intensa junto a El Tuitero UNA SEDUCTORA LLAMADA WYNIE SMITH, que esa noche andaba muy inspirado en las artes amatorias. No tenía ni ganas de moverse ni fuerzas para hacerlo. Además, no le apetecía encontrarse con El Guiri, sabiendo que estaba en Madrid y no se había dignado a llamarla. Respecto a El Galán, debía reconocer que le gustaba mucho y que, fuera quién fuera, se trataba de un amante diez. Sin embargo, no mostró mucho interés en volverla a ver cuando se despidieron, después de haberse llevado toda la mañana haciendo el amor. Por tanto, tampoco merecía la pena que se esforzara por él. Se consideraba una mujer muy práctica y lo último que estaba dispuesta a hacer era derrochar energías buscando a un hombre.

    Pensó durante unos instantes en la identidad de El Galán y en lo familiar que le resultaba su cara. No lograba adivinar de quién se trataba y se quedó dormida, su cabeza recostada en el pecho de El Tuitero. “Estoy al lado de un hombre estupendo, no necesito a ningún otro”, pensaba mientras el sueño invadía su ser.

   Al día siguiente continuó disfrutando de horas de amor y de humor junto a su amigo y no volvió a acordarse de El Galán. El Tuitero se marchó al atardecer y, un rato después de quedarse sola, Olivia la visitó sorpresivamente. Se presentó en su casa aún vestida de noche, recién llegada de la velada festiva y matutina en el domicilio del susodicho.

    -Te perdiste un fiestón en una casa estupenda, con una gente divina y hombres guapísimos, anunció nada más entrar en la vivienda.

     -Me alegro de que te divirtieras tanto. ¿Te tiraste a alguno?

     -No, porque no quise, aunque tu galán me buscó las vueltas.

    -Mío, que yo sepa, solo fue una noche. Podrías haberlo hecho si te gustaba. Tranquilamente, reiteró.

   -A mi me ocurre lo mismo que a ti. No me ponen los hombres que han estado con mis amigas, por muy atractivos que sean. Y El Galán lo es. Te alabo el gusto.

     -¿Vas a decirme ya de quién se trata, o no?

    Olivia soltó de un tirón el nombre y el aristocrático apellido compuesto. Wynie se quedó patidifusa. No daba crédito a lo que escuchaba y su primera reacción fue encender el portátil para buscar en Google imágenes en las que apareciera un amante al que ella misma calificara como “bueno en todo”. Minutos después contemplaba, con la boca abierta, una serie de fotografías del apuesto caballero.

      -Y ahora te lo crees, ¿o no?

    -Desde luego. Acabo de comprobar que me lié con un auténtico galán de sangre azul, indicó Wynie con gesto de satisfacción. ¡Lo que no me pase a mí!, sonrió vanidosa.

    -Ya puedes contar que te has tirado a un aristócrata de verdad, descendiente directo y pariente muy cercano del mismísimo Rey de España, expresó Olivia en tono seguro y pausado, como si presentara a una eminencia en un congreso de investigadores. Y para colmo -espetó a su amiga- has desaprovechado la ocasión de volver a disfrutarlo,

     -Jajaja, rió Wynie. No te pongas tan trascendente, Olivia. Me resulta muy divertido saber que me he acostado con un miembro de la Casa Real, pero tampoco ando loca con el asunto. Si lo veo y puedo hacerlo, me encantaría llevármelo a la cama otra vez, pero si no, no pasa nada. Hay muchos hombres interesantes en el mundo, aunque no tengan sangre azul, expresó sin parar de reír...

Repost 0
Published by abremeloya - en MIS AMIGAS
Comenta este artículo
20 mayo 2012 7 20 /05 /mayo /2012 11:07

                                          Una cena original y exquisita

    

     La receta con solera que os presento hoy, albóndigas de merluza, es una exquisitez que he elaborado siguiendo el Cuaderno de Pescado que mi abuela terminó de escribir en 1928.  RECETAS CON MUCHA SOLERA Su preparación resulta entretenida -aunque no difícil- y requiere, como la mayoría de los platos que ella dejara plasmados en sus viejos cuadernos de cocina, de una buena dosis de paciencia. En primer lugar, copio textualmente de la receta original los ingredientes utilizados, y continúo luego con el modo de preparación.

 

albondigas.jpg receta-albondigas.jpg

 

INGREDIENTES:

Un kilogramo de merluza que no sea de la parte de la cabeza. un manojo de perejil, seis dientes de ajo, un casquito de cebolla, dos cucharadas de pan rallado, pimienta molida, el zumo de medio limón de tamaño regular, un huevo crudo.

Para la salsa: el caldo donde ha cocido la merluza, azafrán, una hoja de laurel, una ramita de perejil, dos dientes de ajo, una cucharada de almendras fritas, una cucharadita de harina tostada y una yema de huevo cocida.

 

MODO DE HACERLAS:

Después de cocida la merluza, límpiese de piel y espinas y desmenúcese. Májense los ajos crudos, el perejil y la cebolla algo frita. Amásese todo con el pan rallado, el huevo crudo y el limón, sazonándolo de sal y pimienta. Fórmense las albóndigas ni muy grandes ni muy chicas, envuélvanse en harina y fríanse en aceite bien caliente hasta dorarlas.

Mientras se fríen, confecciónese la salsa del modo siguiente: échese en una cazuela 200 gramos de aceite, se pone al fuego, se fríen las almendras, los ajos y el perejil y se pasa todo al mortero majándolo muy bien con la yema del huevo cocido y la cucharadita de harina tostada. Deslíese después con caldo del que cociera el pescado, bátase el conjunto con el aceite, póngase al fuego sin dejar de moverlo, añádase el laurel el azafrán  y cuando esté bien caliente y ligado, viértase sobre las albóndigas para servirlas enseguida.

 

    He cocinado las albóndigas siguiendo fielmente las instrucciones de mi abuela. La única modificación es que no he usado el mortero, sino la batidora, para majar los ingredientes. Tampoco las he servido nada más terminar de hacer la salsa, como reza en el escrito. Lo que hice fue echar la salsa sobre las albóndigas y calentar todo a fuego lento justo antes de servir el plato.

 

    Mi consejo es que preparéis esta receta cuando queráis agasajar a vuestros amigos o familiares con una cena especial. Es lo que yo hice y creo que triunfé, a juzgar por los halagos de mis invitados.

¡FELIZ TARDE DE DOMINGO!

                                                                    RoCastrillo

Repost 0
Published by abremeloya - en RECETAS CON SOLERA
Comenta este artículo
18 mayo 2012 5 18 /05 /mayo /2012 19:14

                      Un jueves negro para el Estado del Bienestar

     Por decreto-ley, el Gobierno rebajó ayer el gasto en Sanidad y Educación por un importe de 10.000 millones de euros. Se trata, según el diario El País, del mayor recorte de servicios sociales en democracia. Paradójicamente, la misma cifra que el Ejecutivo planea invertir en el rescate de Bankia.

 tarda.jpg gobierno-recortes-pp_1.jpg

 A la izquierda, el diputado de ERC Joan Tardá mostrando el cartel que exhibió durante el debate de los recortes. (Foto: http://www.elplural.com). En la imagen de la derecha, José Ignacio Wert, ministro de Educación, junto a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saenz de Santamaría (en el centro) y la ministra de Sanidad, Ana Mato. (Foto: EFE)

    A la mayoría de los ciudadanos nos va a resultar muy difícil digerir que se rebajen los presupuestos de servicios públicos tan necesarios como la Educación y la Sanidad y se invierta ese mismo dinero en el rescate de un banco. De hecho, durante el debate parlamentario de ayer, el diputado de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)Joan Tardá, exhibió un cartel en el que se podía leer “Bankia 10.000, Sanidad 0”. Un mensaje que censuraba la posibilidad de que el Gobierno Rajoy inyecte en Bankia10.000 millones de euros para sanear sus cuentas, el mismo dinero del que ha privado a la Sanidad y a la Educación públicas.

    La tensión y las acusaciones invadieron el hemiciclo en el transcurso de la sesión que sirvió para convalidar los dos decretos-ley que van a recortar los gastos sanitarios y educativos. El Gobierno tuvo que hacer valer su mayoría absoluta para sacar adelante ambas propuestas, que defendieron los titulares de Educación, José Ignacio Wert, y de Sanidad, Ana Mato.

    Ningún grupo dio luz verde a la reducción de más de 7000 millones de euros en el gasto sanitario y unos 3000 en el presupuesto educativo. Las rebajas implican que, por primera vez, muchos pensionistas se vean obligados a pagar sus medicamentos. Los decretos aprobados establecen el copago farmacéutico en función del nivel de renta y, en el ámbito educativo, elevan las tasas universitarias, lo que privará a muchos estudiantes del acceso a la formación deseada.

     La ministra de Sanidad, Ana Mato, calificó los recortes como “soluciones de emergencia para problemas urgentes”, e indicó que se trataba de “la única salida para asegurar la sostenibilidad del sistema". El portavoz socialista en la Comisión de Sanidad, José Martínez Olmos, le contestó expresando su convencimiento de que el decreto sanitario “tiene visos de inconstitucionalidad” y acusó al Gobierno de “imponerlo de forma cobarde”. Ambos parlamentarios mantuvieron un rifirrafe cuando el socialista calificó a la ministra de “incompetente” y la acusó de “dañar la salud de los españoles con este decretazo”. Martínez Olmos mostró varios medicamentos que los pensionistas tendrán que abonar a partir de ahora y tuvo que retirarlos por orden de la diputada popular Celia Villlalobos, vicepresidenta de la Cámara que ejercía en esos momentos como presidenta. La propia Villalobos también se vio obligada a retractarse de una frase en la que llamó “machista” al portavoz socialista, por emplearse duramente en sus criticas a la ministra Mato.

     Por su parte, el titular de Educación, José Ignacio Wert, calificó el decreto que recorta el gasto de su departamento como “la respuesta excepcional del Gobierno a unas circunstancias excepcionales y desafortunadas” y aseguró que se trata de una medida “temporal”, que se revisará “tan pronto como cambie la situación económica”. El portavoz socialista, Mario Bedera, le respondió acusándolo de provocar el despido de unos 40.000 profesores, y le pidió que “no nos hable de eficacia y mucho menos de mantener la calidad del sistema educativo, cuando en menos de cinco meses ha hecho recortes por valor de 4.886 millones de euros”; y le echó en cara que cometiera “la mayor agresión a la educación pública de nuestra historia democrática”. Tampoco el diputado Joan Tardá escatimó críticas al ministro de Educación, en una jornada que calificó como “mañana de luto”. Desde su punto de vista, se van a crear dos modelos de Sanidad y dos modelos educativos, “uno para pobres y otro para ricos”.

     De nada sirvieron las duras críticas que recibieron las medidas de recorte por parte de todos los grupos de la Cámara Baja. Ambos decretos resultaron aprobados gracias a la mayoría parlamentaria popular. Es el problema de las mayorías absolutas: el grupo que las ostenta tiene vía libre para aprobar sus decisiones sin consenso parlamentario, aunque éstas sean lesivas para una gran mayoría de ciudadanos. Está claro que las medidas ratificadas ayer perjudicarán a los más desfavorecidos: quienes no pueden pagar servicios sanitarios ni centros educativos privados.

                                                                                                 RoCastrillo

Repost 0
Published by abremeloya
Comenta este artículo
17 mayo 2012 4 17 /05 /mayo /2012 14:26

 

    ...Se dejó amar por aquel desconocido sensible y cortés, de cuerpo estupendo y potencia inagotable...

    Katty Lloyd había dejado de sentirse a gusto en El Maligno. Aunque le divertía salir con el resto del grupo, a partir de las tres de la madrugada se encontraba en minoría. Emi, Olivia y Wynie siempre tenían la misma propuesta para acabar la noche: echarse unos bailes, unas risas y, si encartaba, buscarse un ligue en la casa de M. El plan dejó de presentarse atractivo para Katty. Ella buscaba un amor duradero, un hombre con el que compartir su vida, y estaba convencida de no poder encontrarlo en aquel lugar. “Hay demasiada oscuridad allí como para que aparezca mi príncipe azul”, comentaba riendo a sus amigas EMI, WYNIE, KATTY Y OLIVIA .

                                 katty-y-sexo.jpg                     

 

    Desde hacía varios meses, Katty andaba algo apartada del grupo en lo que a salidas nocturnas se refiere. Para esos menesteres optaba por la compañía de su jefa y, sin embargo amiga, Estefanía. UN AVE FÉNIX LLAMADA KATTY LLOYD. Ésta frecuentaba una exclusiva y carísima discoteca donde abundaban los caballeros pudientes, con la edad adecuada, modales exquisitos y carteras bien repletas. Y a Katty, el plan de acompañarla a aquel lugar le salía siempre redondo: además de divertirse y entablar relaciones con galanes de su edad y gusto, no gastaba un solo euro. Estefanía no pagaba ni entrada ni copas. Mantenía una estrecha relación con el propietario del local y, cada vez que llegaba, el hombre se deshacía en elogios hacia ella y hacia la amiga que la acompañara. Porque la jefa de Katty, mujer de mundo, fría y calculadora, jamás había pisado la sala de fiestas acompañada por un hombre. “Hay muchos dentro para traer otro más, solía comentar con ironía.

    Esa noche, víspera de festivo, la discoteca estaba a tope. Antes de llegar, Estefanía telefoneó al propietario, que tuvo la amabilidad de recibirlas en la entrada. Pasaron, pidieron sus bebidas y se situaron con las copas recién servidas en unos asientos al lado de la pista de baile. Y desde ese momento hasta que cruzaron las puertas de salida, ya de día, no les faltó la compañía masculina. Fueron muchos los hombres que las halagaron, las invitaron y las pretendieron... En honor a la verdad, el estilo y “savoir faire” de ambas destacaba sobre el resto de la clientela femenina. Razón de más para que el personal masculino se las rifara...

     Estefanía pasó casi todo el tiempo que permanecieron allí charlando con un pijo al más puro estilo tradicional: traje de chaqueta de marca, camisa con gemelos y cabellos engominados, con rizos en la zona del cogote. Un tipo sobrado que a Katty no le cayó nada bien. Ella estuvo alternando y escuchando los halagos de unos y de otros, aunque ninguno le hizo sentir mariposas en el estómago.

     Cuando cerraron la sala de fiestas se fueron a desayunar a la cafetería colindante. Iban acompañadas por tres caballeros, a los que varios minutos más tarde se unió un cuarto. Y ése sí que era su tipo: corpulento, de pelo lacio y rubio y labios carnosos. Le gustaba tanto que no se atrevía ni a mirarlo. El destino o, quizás, la percepción masculina, llevaron al galán a sentarse a su lado e iniciar una conversación... Tomó entre las suyas una de sus blancas manos y Katty, lejos de retirarla, le devolvió el gesto con caricias de sus finos dedos en los brazos musculosos del hombre. A partir de ahí tardaron poco en despedirse del resto del grupo y abandonar la cafetería. Ella no mostró reparo alguno en subir al automóvil biplaza de su acompañante. Confiaba en su intuición, y aquella mañana tampoco le falló.

      Se dejó amar por aquel desconocido sensible y cortés, de cuerpo estupendo y potencia inagotable. Gozó a su lado como no lo había hecho en mucho tiempo aunque, cuando estuvo saciada y el sueño invadió sus sentidos, lamentó para sus adentros haber sucumbido a sus deseos nada más conocerlo. Era de las que pensaban que la mayoría de los hombres no escogía a la mujer de su vida entre las que habían conquistado de manera fácil. Y en esta ocasión volvió a acertar. Él estuvo muy amable, se ofreció a prepararle un desayuno que ella rechazó y la besó en los labios con dulzura a modo de despedida. Pero no le pidió el número de teléfono. “Supongo que volveremos a coincidir”, le dijo mientras le abría la puerta de salida de la vivienda.

                                                                                         RoCastrillo

Repost 0
Published by abremeloya - en MIS AMIGAS
Comenta este artículo
16 mayo 2012 3 16 /05 /mayo /2012 16:36

       "...No me olvido de tus preciosos pechos. Déjame tocarlos..."

    El siguiente caballero que ocupó el sillón que dejara El Filosofo CRÓNICAS DE EL MALIGNO junto a Wynie fue El Danés, un cliente asiduo de la casa con el que ella se dio un revolcón varios años atrás, en los tiempos de sus primeras visitas a El Maligno UN FINDE MUY ABIERTO (II).

                                                 seduccion-en-bar.jpg 

-Estás preciosa hoy. Baila conmigo, le propuso.

-No me apetece bailar, gracias.

-Más que de bailar, yo de lo que tengo ganas es de hacerte el amor, soltó él con la misma naturalidad del que pide un café.

-Lo siento, pero será mejor que busques a otra.

-¿Por qué? Tengo un recuerdo muy bueno de ti.

-Supongo. Yo de ti también, aunque ya no me gustas. Hace mucho tiempo que no siento nada cuando te veo, aparte de simpatía.

-Bueno, eso ya es algo. Yo, sin embargo, no me olvido de tus preciosos pechos. Déjame tocarlos.

-No, negó rotunda.

-¿Por qué?, repitió él. Pensé que te gustaba.

-Lo has dicho tú mismo. Me gustaba. En pasado, no en presente, aclaró.

-Entonces, no tengo nada que hacer...

-No. Me caes muy bien, pero ya no me atraes desde el punto de vista sexual. Y mucho menos hoy, que no estoy motivada para el sexo.

-¿Me estás queriendo decir que otro día será posible?

-No de momento. El futuro está por escribirse, le contestó dirigiéndole una amplia sonrisa.

-Vamos a bailar, por favor, le pidió al tiempo que le ofrecía su mano para ayudarla a levantarse.

    Ella accedió y se contoneó en la pista durante un rato. Corto, porque sentía las miradas ávidas de los hombres en sus pechos y en sus piernas. Decidió abandonar aquel espacio y cruzó el pasillo en dirección a la barra. Pidió una copa a M., el dueño de la casa, y le preguntó si podía tomar asiento allí, a su lado.

-Por supuesto. No tienes ni que preguntarlo. ¿Qué ocurre? ¿Te estabas aburriendo en el salón?

-Aburrirse no es el verbo adecuado para definir mi estado, le contestó ella. Más bien, estaba cansada de tanto macho deseoso de mi cuerpo serrano, precisó en tono vanidoso.

      M. la miró de arriba a abajo.

-Has venido muy hermosa hoy. Como os ponéis la mayoría de las mujeres cuando llega el buen tiempo. ¿No te gustaba ninguno de esos?, inquirió dirigiéndole un gesto que señalaba a la pista de baile.

-No. Es una pena, pero no estaba Brad Pitt, le respondió Wynie riendo.

-Aquí lo tienes, pronunció una voz a sus espaldas.

     Ella se volvió y vio a un caballero que no pasaba de 1,70 metros, entrado en años, cabello canoso y ondulado y una incipiente barriguita, cuyo rostro le resultaba muy conocido. Lo miró a los ojos atentamente y puso una cara de no saber si reírse o llorar.

-No soy Brad Pitt, de acuerdo, pero soy actor.

-Ya. De algo me sonabas, aunque pensé que sería de verte en esta casa.

-No creo. No tengo el honor de que recibirlo tantas veces como quisiera. Se prodiga poco por mi casa, intervino M.

     Siguieron charlando los tres un rato. El recién llegado resultó ser un actor muy conocido, aunque Wynie no supiera ni su nombre. La piropeó reiteradamente y la invitó a bailar. “Lo que me faltaba. También éste”, pensó ella para sí misma.

-Gracias, pero ya estoy muy cansada. Me marcho, anunció.

       El actor insistió en acompañarla a casa.

-Haz lo que quieras. No obstante, quiero dejarte claro que no voy a invitarte a subir. Te lo advierto para que no te pongas pesado.

-Las cosas no se dicen así, mujer. Qué maleducada eres.

-Lamento que no te gusten mis palabras, pero son las que tengo. Adiós, respondió con desdén.

      El actor salió con ella y la siguió hasta la misma puerta de su casa. Hablaron de tonterías durante el corto trayecto y, por supuesto, el hombre volvió a pedirle que lo invitara a subir.

-No insistas, por favor. No te pareces en nada a Brad Pitt, que es el único hombre con el que me metería hoy en la cama. Adiós, reiteró, en esta ocasión sin mirarlo y situada de espaldas a él, entretenida en meter en la cerradura la llave correcta. “No pienso ni darte un beso en la mejilla, para que te quede claro lo maleducada que soy y no me dirijas la palabra la próxima vez que me encuentres en el Maligno”, masculló Wynie para sus adentros.

                                                                                                                 RoCastrillo

Repost 0
Published by abremeloya - en MIS AMIGAS
Comenta este artículo
15 mayo 2012 2 15 /05 /mayo /2012 14:43

 

    ...Hasta que abandonó el Maligno, con las primeras horas del alba, le salieron tres o cuatro pretendientes...

     Esa noche, Wynie Smith decidió ir sola a El Maligno  UN FINDE MUY ABIERTO (II) . Era la segunda vez que lo hacía. Por tanto, conocía la experiencia y estaba tranquila. Tenía claro que allí encontraría a gente conocida y que, en caso de que alguien se pusiera pesado, M. la cuidaría, tal como ocurrió el primer día que cruzó sin amigas ni galanes la puerta de acceso a aquella casa.

                                             Wynie.jpg

    Llegó al filo de las cuatro de la madrugada. Exactamente, llevaba cuatro horas en la calle. Había quedado con su amigo El Tuitero en un bar cercano a su domicilio. Se conocieron meses atrás a través de Twitter y, como solían hacer en cada uno de sus encuentros, recorrieron los locales de copas del barrio y se rieron juntos. Mucho. Esa noche no tuvieron sexo y también ese hecho los hacía reír. “Nos vemos, nos reímos y follamos. O no”, repetían al unísono coronando la frase con sonoras carcajadas...

   Lo cierto es que El Tuitero dejó su coche aparcado en la plaza que hay al lado de El Maligno y Wynie, que no tenía sueño aunque tampoco ganas de sexo, decidió acompañarlo hasta el vehículo y subir luego a ver qué se cocía.

   Nada más entrar se llevó la primera sorpresa. El Filósofo gitano de casi dos metros de estatura que conoció junto a amiga Katty Lloyd en una exposición de esculturas estaba en la barra. Al verla entrar avanzó hacia ella y la saludó con dos besos apretados en las mejillas, reiterando lo contento que estaba por haberla encontrado. LA TEORÍA DEL LOGOFONOFALOCENTRISMO.

    -Nunca te había visto por aquí. ¿Es la primera vez que vienes?, le preguntó Wynie.

    -No. Habré estado en cuatro o cinco ocasiones, contestó el hombre.

   -Me parece extraño que no hayamos coincidido. Yo vengo bastante. En realidad, cada vez que salgo... Mi casa está muy cerca y lo tengo por costumbre.

    -Ya. Recuerdo que me comentaste que vivías en el barrio de Los Austrias. ¿Qué te parece si nos sentamos juntos en el salón?, le propuso.

    Ella aceptó y se acomodaron en los dos sillones situados junto a la cabina del DJ. Él fijó su mirada en las esbeltas piernas femeninas.

    -Me voy a volver loco mirándote las piernas, le dijo al tiempo que le robaba un beso de sus labios pintados en un suave color tierra. Te deseo, necesito besarte, le susurró al oído.

    -No tengo ganas de sexo hoy. Te aviso, le advirtió ella.

   -¿Por qué? Soy un tipo alto, guapo y muy bueno en la cama. Invítame a tu casa y te haré maravillas. No te puedes ni imaginar la energía que tengo con 24 añitos.

     -¿Tan joven eres? Yo te echaba treinta, como mínimo.

     -Soy un hombre muy maduro, afirmó mientras recorría las piernas femeninas con las yemas de sus dedos. No puedes ni imaginarte cuánto te deseo. Déjame besarte, insistía él.

   -Yo no hago esas cosas en público. Hoy tampoco quiero hacerlas en privado, precisó Wynie.

     -¿No quieres estar conmigo porque soy mucho más joven que tú?, le preguntó El Filósofo.

     -En absoluto. No es esa la razón, negó ella. Te repito que hoy no tengo ganas de sexo.

     -Y yo te prometo que no te arrepentirás. Te voy a lamer entera y me voy a quedar dentro de ti todo el tiempo que necesites. Soy muy buen amante y muy generoso, te lo aseguro. Lo que más me importa es dejar contenta a la mujer que estoy amando. Vamos, reiteró decidido.

     -He dicho que no. Lo siento, pero conmigo no se cumple tu teoría del logofonofalocentrismo. El mundo se moverá por cojones, pero yo hago lo que me salga del c... en cada momento, le contestó muy seria.

    -Está claro que no voy a convencerte. Será menor que me vaya, musitó él justo antes de besarla en las comisuras de los labios y levantarse.

     Wynie permaneció sentada. Solo tuvieron que pasar unos instantes para que otro caballero ocupara el sillón que dejó el Filósofo. Y hasta que abandonó El Maligno, con las primeras luces del alba, le salieron varios pretendientes más. Pero eso os lo contaré mañana.

 

                                                                                                                    RoCastrillo

 

Repost 0
Published by abremeloya - en MIS AMIGAS
Comenta este artículo
14 mayo 2012 1 14 /05 /mayo /2012 17:39

 

    Olivia N. aprovechó el largo puente de mayo para tomarse unos días de vacaciones. La habían invitado a la inauguración de un nuevo centro de ocio en Marbella y, en estos tiempos de crisis, pensó que no era cuestión de rechazar semejante oferta. Así que metió un par de modelitos de fiesta, unos pareos para la playa y varios bikinis en un coqueto maletín de mano y se dirigió al aeropuerto.  AVENTURAS EN LA NOCHE

                                           gigolo.jpg

     Llegó al corazón de Puerto Banús, donde se encontraba el hotel que le habían reservado, con tiempo suficiente para darse una ducha reparadora, arreglarse y maquillarse para la cena en el nuevo club. No se encontraba muy inspirada esa noche. Estuvo a punto de suspender el viaje porque su hijo se había levantado con fiebre y mucha tos, pero su ex marido insistió en que le tocaba estar con el niño y se empeñó en llevarse al pequeño, asegurándole que lo cuidaría muy bien. Y no es que ella no lo creyera, sino que no podía disfrutar tranquila sabiendo que su niño se encontraba enfermo y no iba a estar a su lado para atenderlo. Pensaba en él mientras extendía una fina capa de maquillaje por su rostro y trataba de disimular con cosméticos unas profundas ojeras negras. “Esta no es mi noche”, pensaba para sus adentros. “Disfruta, que tu ex cuidará del pequeño”, la había consolado por teléfono su amiga Emi Abbott, a la que llamó nada más llegar al hotel. Precisamente, porque necesitaba unas palabras de consuelo que la ayudaran a disfrutar de unas merecidas minivacaciones.

     Después de la cena asistió junto a sus anfitriones a la inauguración de la sala de fiestas del nuevo complejo recreativo. Tanto durante la velada en el restaurante como en el interior de la sala le presentaron a mucha gente, pero ella se fijó en un guapísimo joven, moreno de verde luna, que coqueteaba con una elegante dama ya entrada en años. Lo vio acariciarle los muslos y desaparecer con ella tras el ostentoso cortinaje rojo y dorado... Y aparecer de nuevo, solo, un largo rato después.

    Fue entonces cuando el atractivo galán no se separó de su lado. Y no solo no escatimó piropos y halagos a su belleza y su estilo, sino que notó su tristeza y trató de averiguar a qué se debía y de ofrecerle su consuelo. Ella, que no era aficionada a contar sus preocupaciones a desconocidos, evadió las preguntas con sonrisas y le quitó importancia al asunto. El joven continuó seduciéndola y, bien avanzada la madrugada, cuando Olivia empezó a mostrar signos evidentes de cansancio, se ofreció a acompañarla al hotel. Ella aceptó la invitación y, nada más llegar a la puerta del establecimiento, el joven le pidió que lo dejara subir.

     -No tengo muchas ganas de sexo esta noche, le advirtió.

     -Eso significa que te quedan algunas, le contestó él al tiempo que le dedicaba una amplia y coqueta sonrisa.

    -Bueno, no siempre tengo la oportunidad de pasar una noche con un hombre tan apuesto como tú, le indicó ella devolviéndole la sonrisa.

     -No voy a cobrarte, por supuesto, espetó él.

     -¿Qué dices?, le preguntó ella, extrañada ante aquella sorpresiva confesión.

     -Lo que has escuchado. No te hagas la tonta, que eres una mujer de mundo. Soy un gigoló, pero contigo no quiero ejercer de ello. Solo pretendo hacerte feliz y que te olvides de tus penas, sean las que sean. a tu lado, el dinero pierde su importancia...

     Olivia aceptó y se dejó arrastrar por unas manos expertas que la despojaron de su ropa y acariciaron con destreza cada rincón de su anatomía. Sus pechos prominentes se alzaron al firmamento y sus oídos escucharon con orgullo palabras sugerentes que le decían que pocas mujeres a su edad podían lucir un cuerpo tan bello como el suyo. En lo que quedaba de noche, un placer indescriptible invadió cada uno de los poros de su piel, y sus sentidos vibraron con la maestría que derrochaba un auténtico profesional de las artes amatorias...

      El hombre se fue con los primeros rayos de sol y ella se dispuso a tomar un relajante baño. Mientras el agua tibia caía sobre su cuerpo satisfecho, pensaba en la sorprendente experiencia que acababa de vivir. Era la primera vez que pasaba la noche con un gigoló y estaba deseando que avanzara la mañana para llamar a sus amigas y relatarles la conquista. Sin saber que Wynie Smith también había tenido una oferta similar meses atrás... De la cual, queridos lectores, os informaré próximamente...

                                                                                                                RoCastrillo

Repost 0
Published by abremeloya - en MIS AMIGAS
Comenta este artículo
13 mayo 2012 7 13 /05 /mayo /2012 19:10

 

      Mis vivencias en la Puerta del Sol. Madrugada del 12 al 13 de Mayo

15M-sol.jpg   lavapies en marcha   

Llegué a la Puerta del Sol poco antes de las 10 de la noche del sábado 12 de mayo, acompañada por Emi Abbott y Wynie Smith. MIS AMIGAS. Estaba a punto de cumplirse la hora límite de plazo que había dado la Delegación del Gobierno para finalizar la concentración y abandonar la plaza. Lejos de marcharse, la gente seguía llegando y cada minuto éramos más. La Policía tenía la zona acordonada. El ambiente parecía más festivo que hace un año, y tanto mis amigas como yo observamos que había bajado la edad de los congregados...

La mayoría de las pancartas aludían a la realidad que sufren tantos millones de españoles: falta de empleo, de vivienda, recortes en Sanidad y Educación y los impuestos de todos utilizados para sanear a los bancos... Además de la corrupción imperante en la clase polìtica y financiera... Algunos mensajes respondían con humor a la amenaza de intervención policial: "si viene la Policía, sacad las uvas y disimulad".

Pocos minutos antes de las 12 de la noche, miles de manos se alzaron agitando pañuelos blancos. Una sonora pitada y un grito común invadieron cada rincón de la plaza: "que no, que no nos representan, que no..." , seguido de la mítica proclama "el pueblo, unido, jamás será vencido..."

Estuvimos en la Puerta del Sol hasta la 1,30 de la madrugada aproximadamente. Vimos algunas tiendas de campaña y escuchamos a gente comentar sus intenciones de pasar allí la noche. Nosotras decidimos retirarnos. Esta mañana he sabido que hubo intervención. Ocurrió al filo de las cinco, cuando la cifra de congregados había descendido hasta el medio centenar. El desalojo duró unos 15 minutos y se saldó con unos 18 detenidos y varios heridos leves. 

Los indignados detenidos serán acusados por la Policía de "atentado a agente de la autoridad, resistencia y desobediencia", delitos recogidos en el artículo 550 del Código Penal. Podrían enfrentarse a penas de cárcel de entre dos y cuatro años, que cumplirán en función de si tienen o no antecedentes. Mientras tanto, la vida sigue. Y cada uno continuará con su tarea, más o menos dificultosa, de alimentar a sus hijos cada día; sobrevivir a la precariedad y a la adversidad; a la rabia y a la indignación; al desempleo, al desasosiego y al miedo. 

Muchos volveremos a tomar las calles y la plazas clamando por un orden social más justo y por el legítimo disfrute de unos servicios públicos que cubran nuestras necesidades básicas... Y volverán los políticos a mentir para conseguir el voto; los ricos, a acumular más riqueza a costa del esfuerzo de todos;  los bancos, a reincidir en la práctica de la usura desmedida y sin freno que caracteriza su lucrativo negocio; y los sufridos ciudadanos, a luchar día a día para salir adelante y poder ofrecer a nuestros hijos un futuro más digno y más libre... ¿Hasta cuándo? La Historia nos lo ha dicho a lo largo de los siglos: hasta que el hambre y la desesperanza del pueblo den paso a la revolución...

                                                     RoCastrillo

Repost 0
Published by abremeloya
Comenta este artículo
11 mayo 2012 5 11 /05 /mayo /2012 15:53

 

     La receta contiene dos sencillos trucos para evitar que siente mal al estómago

    Llegan los primeros calores del verano y, en estos días que se avecinan, pocos entrantes resultan tan ricos y apetitosos como un buen gazpacho. Aunque mucha gente acostumbra a tomarlo en bares y restaurantes o a comprarlo ya hecho, nunca queda tan sabroso como el que se prepara en casa. Su elaboración es muy sencilla, aunque algo laboriosa si la pretensión es que, además de rico, salga suave. La receta que yo uso es la de mi madre, que incluye dos valiosos trucos para que no se repita ni siente mal al estómago. Enumero a continuación los ingredientes y después, paso al relato de su preparación y sus trucos.

                                          HNI_0002.JPG

INGREDIENTES: Un kilo de tomates rojos, un pimiento verde, un diente de ajo grande o dos pequeños, una rodaja de pepino de dos centímetros de grosor, un trozo de pan (si es posible, del día anterior), un buen chorro de aceite de oliva, sal y un litro de agua fría. Para la guarnición: un huevo duro por cada comensal.

MODO DE ELABORACIÓN: Se pelan los tomates y los ajos y se eliminan todas las pepitas del pimiento verde. Se le quita algo de piel al pepino y se echa todo en un bol grande. Se le añade el pan mojado en agua, la sal al gusto, un buen chorro de aceite de oliva, un litro de agua y se muele todo con la batidora. Una vez finalizado este proceso, se cuela o se pasa por el pasa puré o chino, al objeto de que quede suave. Se tapa y se mete en el frigorífico hasta que se vaya a consumir.

    Tanto en mi casa como en la de mi madre, la guarnición del gazpacho solo consiste en huevo duro. Para prepararla se cuecen tantos huevos como número de comensales sean, se les quita la cáscara, se dejan enfriar y se reservan. A la hora de comer se sirve el gazpacho frío en platos hondos, como si fuera un consomé, y se adorna cada plato con un huevo duro cortado a rodajas, tal como aparece en la imagen que he tomado justo antes de servirlo...

     Esta receta tiene dos sencillos trucos, que recomiendo seguir a las personas delicadas de estómago en particular, y en general, a cualquiera que no desee pasar varias horas eructando con sabor y olor a gazpacho. El primero es partir el ajo o los ajos por la mitad y sacarles el filamento verde que cruza cada diente, y que es el causante de su característico olor. El segundo es pelar el trozo de pepino a medias, es decir, dejarlo con algo de piel, y unirlo de este modo al resto de los ingredientes.

¡Espero que os animéis a hacerlo y me lo contéis luego. Está riquísimo y es un plato muy apetecible! ¡Feliz fin de semana!

                                                                                            RoCastrillo

Repost 0
Published by abremeloya - en RECETAS CON SOLERA
Comenta este artículo

Recomendar

  • : Abremeloya
  • Abremeloya
  • : Un blog de relatos eróticos y cocina con solera. Nuevos contenidos a diario. De lunes a jueves, las aventuras nocturnas y las conversaciones sobre sexo y hombres de Emi, Wynie, Olivia y Katty. Los fines de semana, recetas elaboradas siguiendo los viejos cuadernos de cocina de mi abuela, escritos hace más de 80 años. Y todos los días, discusiones sobre temas sexuales en la sección "Foro de Debates"
  • Contacto

Donaciones Paypal

 Agradezco de corazón tu valiosa ayuda.

Para donar, pincha AQUÍ

 

Buscar

Contador

Archivos