Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
16 septiembre 2012 7 16 /09 /septiembre /2012 13:18

     Una original y antiquísima receta, escrita por mi bisabuela

   Después del descanso vacacional, ayer volví a sumergirme en los viejos cuadernos de cocina de mi abuela para escoger una de sus RECETAS CON MUCHA SOLERA. La elegida fue Pollo a la Marengo. Forma parte de un recetario mucho más antiguo, que escribió mi bisabuela y que mi abuela cosió cuidadosamente a uno de los suyos. El tipo de papel y la caligrafía lo diferencia claramente del resto. UN POLLO CON HISTORIA Y SOLERA La forma de cocinar el pollo, salteándolo sin apenas aceite y acompañado de “cebollitas del tamaño de nueces” me llamó poderosamente la atención y decidí probarlo. La aventura fue un éxito y tanto mi hijo como yo lo disfrutamos mucho. Enumero a continuación los ingredientes y paso luego a copiar textualmente del viejo cuaderno la forma de elaboración.

 PICT0198.JPG HNI_0037.JPG

    INGREDIENTES:

   Un pollo troceado, 12 cebollitas del tamaño de nueces, 1 hoja de laurel, un diente de ajo, una copa de coñac, aceite de oliva, un vaso de caldo, sal, pimienta o agua. (Las cebollitas que yo encontré son las llamadas "francesas", más grandes que una nuez pero mucho más pequeñas que las cebollas corrientes).

     MODO DE ELABORACIÓN:

     En una sartén ancha y chata se echa aceite fino para mojar el fondo nada más. En tan poca grasa y sobre fuego muy vivo se saltean los trozos del ave con una docena de cebollitas del tamaño de nueces, una hoja de laurel, un diente de ajo y la sazón correspondiente de sal y pimienta. Las cebollas y los trozos de pollo han de dorarse muy bien y por igual en media hora escasa, sin dejar un instante de saltear la sartén. Al cabo de este tiempo se saca el pollo de la sartén con una espumadera, se aparta en un plato y la grasa y las cebollas de la sartén se pasan a una cacerola para rehogar en ella una cucharada de harina hasta que tome color de castaña, revolviéndola sin cesar durante cinco minutos. Se moja enseguida con caldo de puchero o agua y se añade una copita de buen coñac. Así ligada, la salsa cocerá sobre fuego fuerte otros cinco minutos, pero meneándola siempre con la espátula y apartando luego la cacerola de la lumbre, se incorpora el pollo que habíamos reservado, se tapa bien la cacerola, se pone otra vez al fuego y se va añadiendo agua hasta que esté tierno.

    La receta no tiene ninguna dificultad, aunque reconozco que la media hora salteando el pollo sin parar requiere la paciencia que debe caracterizar a cualquier cocinero o aficionado que se precie. Una vez conseguido el salteado, el resto de la receta resulta muy fácil. Espero que os animéis a preparar este guisado sabroso y original. Un plato exquisito para una comida familiar -o romántica, según los casos- de domingo.

    ¡Que paséis una feliz tarde! Y si es erótica, mejor...

                                                                                                        RoCastrillo

Compartir este post

Repost 0
Published by abremeloya - en RECETAS CON SOLERA
Comenta este artículo

Comentarios

Recomendar

  • : Abremeloya
  • Abremeloya
  • : Un blog de relatos eróticos y cocina con solera. Nuevos contenidos a diario. De lunes a jueves, las aventuras nocturnas y las conversaciones sobre sexo y hombres de Emi, Wynie, Olivia y Katty. Los fines de semana, recetas elaboradas siguiendo los viejos cuadernos de cocina de mi abuela, escritos hace más de 80 años. Y todos los días, discusiones sobre temas sexuales en la sección "Foro de Debates"
  • Contacto

Donaciones Paypal

 Agradezco de corazón tu valiosa ayuda.

Para donar, pincha AQUÍ

 

Buscar

Contador

Archivos